Universidad

Difundiendo el patrimonio en torno a la peregrinación

Universidad

Difundiendo el patrimonio en torno a la peregrinación

Susana Reboreda, Manuel Ramos, Belén Rubio, Manuel Reigosa, Jose Pazos, Martín López y Martín Llamas.
photo_camera Susana Reboreda, Manuel Ramos, Belén Rubio, Manuel Reigosa, Jose Pazos, Martín López y Martín Llamas.
La Universidad de Vigo lidera un proyecto internacional con 15 socios de seis países europeos

"rurAllure" es una mezcla de términos ingleses que da nombre al proyecto internacional liderado por la Universidad de Vigo, en el que participan más de una decena de socios de seis países europeos, y que tiene como objetivo la difusión del patrimonio cultural que envuelve las grandes rutas de peregrinación de Europa. Financiado con cerca de tres millones de euros del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, "rurAllure" buscará, con un enfoque multidisciplinar y el trabajo de grupos de investigación universitarios, empresas, instituciones públicas y museos, ampliar las experiencias de los peregrinos que recorren las grandes vías europeas, acercándolos a la oferta cultural de las zonas rurales cercanas, a través de herramientas tecnológicas y estrategias de innovación. 

"Trátase de promover o patrimonio rural como un engadido cara ao interese que poida suscitar unha ruta de peregrinación que se fai de extremo a extremo ou por tramos", explicó el docente e investigador de la UVigo e investigador principal del proyecto, Martín López Nores, en la presentación de "rurAllure", celebrada hoy en el campus de Vigo y a la que también asistieron el rector, Manuel Reigosa, y la vicerrectora de Investigación, Belén Rubio. Ambos felicitaron a los investigadores de los departamentos de Ingeniería Telemática; Historia, Arte y Geografía; Didácticas Especiales y Sociología de la Universidad de Vigo, destacando su carácter multidisciplinar. 

"rurAllure" tiene su origen en una conversación mantenida hace un año entre Martín López Nores y los responsables de la Fundación Uxío Novoneyra, en la que hablaron de aprovechar el tirón del Camino de Santiago para desviar a los peregrinos a zonas rurales cercanas, considerando el atractivo económico (solo el año pasado se estima que se generaron 300 millones de euros en torno al Camino de Santiago), la diversidad del público que realiza las romerías y que el impacto de esta actividad se limita exclusivamente a los lugares por donde discurren los caminos,.

Con una duración de tres años y la participación de universidades de A Coruña, Madrid, Bratislava, Padua, Bolonia o Noruega, el consorcio, además de formar una red de instituciones, desarrollará una plataforma tecnológica que aglutina los lugares con patrimonio que rodean las grandes rutas de peregrinaje e instituciones de interés cultural y los pondrá en relación con los servicios de la zona (alojamiento, restauración, transporte), con el fin de definir un producto turístico completo que enriquezca y amplíe la experiencia del peregrinaje.

Te puede interesar
Más en Universidad