La Región

VENDIMIA

La abundante cosecha hace caer el precio de la uva godello en Valdeorras

La entrada en el mercado de fruto procedentes de las nuevas plantaciones abarata esta variedad
Vendimiadores de la bodega María Teresa Núñez, en Petín. (J.C.)
Vendimiadores de la bodega María Teresa Núñez, en Petín. (J.C.)
La abundante cosecha hace caer el precio de la uva godello en Valdeorras

Las estimaciones de los técnicos del Consello Regulador de la Denominación de Orixe Valdeorras cuantifican la producción de uva de esta campaña en torno a los 6 o 6,5 millones de kilos. Al cerrar la vendimia del año pasado, los viticultores habían recogido 4,7 millones, o lo que es lo mismo, las previsiones apuntan a un incremento del 27 % en el peor de los casos, aumento que está repercutiendo en los precios.

En este inicio de campaña, un kilo de uva de la variedad godello se paga en muchos casos sobre 1,5 euros, muy lejos de los 2 o 2,5 que llegó a abonarse en 2018. "Este ano hai máis uva. É normal que o precio esté máis alto", comentó el presidente del Consello Regulador, José Luis García Pando.

La uva godello es la que goza de mayor demanda. De ella salen unos vinos que están paseando el nombre de la D. O., Valdeorras por todo el mundo. El buen momento que disfrutan los bodegueros que los elaboran también influye en el precio de la fruta. Hace un año, las mermas provocadas por la falta de agua y las enfermedades dispararon la demanda, llegando alguna bodega a pagar cantidades impensables hasta hace poco por abastecer a sus clientes. En esta campaña no sucede lo mismo. Hay más producción, y ya no se paga tanto por ella.

Las condiciones meteorolóviñedosgicas de los últimos meses propiciaron una mayor cosecha, pero también comienzan a llegar al mercado las uvas de las nuevas plantaciones; las de aquellas que son trabajadas desde hace cuatro años. Diez años atrás, la superficie de viñedo dedicada al godello en Valdeorras apenas superaba las 255 hectáreas; hoy en día, sobrepasa las 479, según los datos que maneja el Consello Regulador. Detrás de este aumento también está el citado bum de los vinos de esta variedad. El presidente del organismo vitinícola valdeorrés, tras confirmar el auge de las nuevas plantaciones, afirmó que "este ano batiremos o récord en recollida de godello".

Buena parte de los nuevos viñedos son plantados por aquellas bodegas de otras denominaciones de origen que comenzaron el desembarco en Valdeorras. Si en un primer momento precisaban comprar uva, por carecer de producción propia, sus cepas ya comenzaron a proporcionar la deseada uva de godello y su necesidad de acudir al mercado ya no es tan apremiante.

La bajada de los precios no supone una tragedia para el sector. Cuando menos así lo planteó el presidente del Consello Regulador, quien aseguró que "os prezos dos últimos anos estaban fóra do mercado. Os actuais seguen sendo altos. É a lei da oferta e a demanda", dijo. Este mismo factor es el que propició que sean muchas las bodegas de la D. O. Valdeorras que prácticamente agotaron sus existencias de vino godello.


La garnacha varía en función de la uva y del viñedo


La uva mencía apenas varió su precio, ligeramente inferior a 1 euro por kilo. En el caso de la garnacha tintorera varía considerablemente en función del estado de la fruta y de la localización de la viña, oscilando entre 1,5 y 1,9 euros por kilo. Ya en referencia a las variedades comunes, por ellas no se pagan más de 0,50 euros.