POBLACION

Un albergue y un geriátrico para fijar población en Vilariño

El Concello licita el alojamiento turístico de la localidad, que cuenta con una capacidad de 32 plazas

Las obras de la residencia de ancianos llevan años paradas.
Las obras de la residencia de ancianos llevan años paradas.
Un albergue y un geriátrico para fijar población en Vilariño

La explotación y gestión del albergue turístico municipal de Vilariño de Conso acaba de salir a licitación. Con un coste de 10.000 euros y una vigencia de dos años, la apertura de este establecimiento podría generar una decena de empleos, según las estimaciones de la alcaldesa, Melisa Macía Domínguez. Son 32 las plazas que ofrece y, según el pliego de condiciones, las empresas interesadas en conseguir la gestión del centro, tendrán más fácil hacerse con el servicio si forman en sus instalaciones al personal.

Las características de este anuncio coinciden con el de la aprobación del régimen de acceso a la residencia de ancianos del Concello. En este caso, las condiciones del contrato indican que la plantilla deberá constar de más de 40 trabajadores, cuyas funciones pasarán por atender a 75 personas.

De este modo, albergue y residencia para la tercera edad forman parte de una serie de iniciativas que el equipo que dirige Melisa Macía intenta impulsar con el objetivo de frenar la pérdida de habitantes, cuyo número pasó de 854 en el año 2000 a 535, en 2018. "Pretendemos que se asente poboación nova", dijo la alcaldesa.


Sector turístico


Uno de los campos en los que trabaja el equipo de gobierno municipal es el turístico. El entorno y la ubicación del concello, de camino hacia la estación de montaña de Manzaneda, y el poder de atracción del Parque Natural de O Invernadeiro, son dos de los factores con los que trabajan los gobernantes locales.

En este capítulo, ocupa una lugar especial la creación de una ruta hacia el citado espacio protegido. Actualmente, la inexistencia de un acceso por carretera obliga a los visitantes a viajar por Verín, condicionando mucho el paso de los visitantes por Vilariño de Conso. Melisa Macía resaltó la importancia de la nueva ruta hacia O Invernadeiro. "É moi importante para nós", comentó. Poco después, añadía que el equipo de gobierno tratará de lograr otros accesos. "Seguiremos loitando polos accesos", comentó.


Una obra parada desde hace años


El albergue de Vilariño de Conso consta de 13 habitaciones , con 32 plazas. Las instalaciones, que comenzaron su construcción en el año 2000 incluyen cocina industrial, comedor, sala de estar, lavandería y caldera de calefacción de pellets, entre otro mobiliario. Tras varios años en suspenso, hace ahora 11 meses el Concello de Vilariño se vio obligado a realizar reformas en el edificio para adaptarlo a la legislación actual, acometiendo obras en lo referente a prevención de incendios y mejorar el acceso para las personas con movilidad reducida.

Sin embargo, más trabajo llevará poner en marcha la residencia de ancianos. Del geriátrico municipal se comenzó a hablar en el año 2000 pero las obras llevan muchos años paradas. Es por eso que el Concello estimó en 1,91 millones de euros la inversión necesaria para que pueda abrir sus puertas, un alto coste que tiene como contrapartida el largo periodo de la concesión: 22 años. La empresa adjudicataria también deberá abonar un canon anual, que fue cuantificado en 10.000 euros.