Valdeorras

Alcaldes valdeorreses reclaman una mejor cobertura telefónica

Valdeorras

servicios

Alcaldes valdeorreses reclaman una mejor cobertura telefónica

Antenas de telecomunicaciones, en Vilamartín de Valdeorras.
photo_cameraAntenas de telecomunicaciones, en Vilamartín de Valdeorras.
Más del 45 % de las quejas que tramita la oficina del consumidor van en contra de las operadoras

A solo dos kilómetros de O Barco, los vecinos de aldeas como Soulecín, Castro o Vilariño permanecieron totalmente incomunicados por teléfono e internet durante un periodo de cinco días. Esta situación, y los graves problemas que generó, no es nueva; en Viana do Bolo, hubo núcleos que soportaron más de dos semanas de incomunicación, una situación que vive con demasiada frecuencia el rural de la provincia.

Resulta inimaginable pensar en impulsar el rural cuando sus gentes son excluidas de un área básica como la de la comunicación telefónica y de internet. Son muchos los problemas que genera la pérdida de la cobertura. Hablamos de aislamiento; del que sufren las personas mayores que se valen del servicio de Teleasistencia, del de los emigrantes que regresan al pueblo y se vuelven inaccesibles, o bien del padecido por emprendedores que se ven incapaces de recibir pedidos o publicitar sus productos por la red de redes.

No existe un mapa que muestre fielmente la cobertura de las estaciones de telefonía IP. Las operadoras los muestran en sus páginas web, pero no son muy fiables, pues no reflejan esos pequeños cambios que registra el territorio, afectando al servicio. En todo caso, las deficiencias y fallos se extienden por toda la provincia.


Reclamaciones


Solo las reclamaciones contra las operadoras de telefonía que presentaron los ourensanos en lo que va de año suman 783, de un total de 1.719 quejas gestionadas por el Instituto Galego de Consumo e da Competencia, dependiente de la Consellería de Economía, Emprego e Industria. Al comparar ambas cifras concluimos que un 45,54 % de los expedientes del citado organismo tienen como destinatarias a las operadoras. Ya refiriéndonos al ámbito de Valdeorras, fueron 19 las protestas formuladas por sus consumidores.

El problema de las comunicaciones por teléfono e internet preocupa en los concellos. Su portavoz gallego, el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y también alcalde socialista de O Barco de Valdeorras, Alfredo García Rodríguez, calificó de "lamentable que cando falamos da importancia do rural atopamos que ocurren estos problemas con servicios básicos. Non é de recibo que dous ou tres pobos non teñan cobertura durante varios días", dijo.

En A Veiga, el alcalde popular Juan Anta Rodríguez confirmó los problemas que tiene el concello a causa de la cobertura. "Si temos complicacións coa telefonía, pola pouca cobertura", corroboró.

Alfredo García y Juan Anta coincidieron en la falta de comunicación que encuentran en las empresas y administraciones al intentar conocer los detalles de cualquier avería o deficiencia. "En moitos casos, non hai con quen falar", dijo el presidente de la Fegamp. "Non sabemos que organismo é o competente", indicó el regidor veigués.

En el Concello de Viana do Bolo hay 52 aldeas y no todas bien comunicadas. "Seguimos tendo aldeas con dificultades enormes para comunicar por móvil. Algunhas cunha cobertura malísima e sin internet. É un servizo público básico", comentó el alcalde vianés del BNG, Secundino Fernández Fernández. "Moito falar do rural, mais a cobertura co móbil e internet é básica. Hoxe, hai que facer moitos trámites vía telemática", añadió, para finalizar lanzando un llamamiento al resto de alcaldes: "Os concellos tiñamos que movernos todos, unirnos e facer forza a través da Fegamp para que nos fagan caso".


Bando


A su vez, otro alcalde del oriente ourensano, el independiente (Agrupación de Electores de San Xoán de Río, RIO) de San Xoán de Río, José Miguel Pérez Blecua, no dudó en firmar un bando invitando a la población a contactar con el Concello para buscar una solución, "se careces de servizo de telefonía fixa ou tes o servizo a través de antena", o bien "se non hai cobertura de telefonía móbil no teu pobo".


La dispersión de la población y la orografía influyen en la cobertura


La dispersión de la población gallega, con casi la mitad de los núcleos y apenas un 8 % de los habitantes del Estado, sumada a la segunda orografía más complicada, solo superada por la asturiana, son dos factores que dificultan dar cobertura desde las IP de datos a todo el territorio. Pese a ello, Javier Fernández Fraga, vocal de la junta de gobierno del Colexio Oficial de Enxeñeiros de Telecomunicación de Galicia considera que el servicio está mucho mejor cubierto que otras comunidades autónomas e insiste en que operadoras y políticos trabajan para mejorarlo.

La Xunta recurrió a la sociedad pública de comunicaciones Retegal para ampliar la cobertura. Para posibilitar la ampliación, las estaciones de telefonía y datos móviles que monta son puestas a disposición de las tres operadoras que poseen red propia, las cuales tienen mucho más fácil atender la demanda de grandes poblaciones. También actúa en el rural la Administración central, a través de la entidad pública Red.es.

Cobertura

"La cobertura 100 % no es posible", explica Javier Fernández, que también opinó que las operadoras "fallan en la comunicación", aludiendo a situaciones como la vivida en O Barco, donde el alcalde no logró que le indicasen las causas de la caída del servicio durante cinco días.

Refiriéndose a estos fallos del servicio que se prolongan durante días, comenta que suelen obedecer a averías en la alimentación de las estaciones, que deben reparar las suministradoras de electricidad. "Las estaciones tienen baterías y el problema no aparece hasta varias horas después", asegura el ingeniero. Añadió que, cuando se trata de problemas en los equipos, los técnicos restablecen el servicio de forma "casi instantánea. No se reparan. Se cambia el módulo averiado".