La Región

TOMA DE POSESIÓN

Enrique Álvarez, alcalde de Vilamartín, quiere frenar el vaciado del rural

Para combatir la despoblación pretende impulsar los parques empresariales de Arcos y Sobreira y así generar puestos de trabajo

Enrique Álvarez, alcalde de Vilamartín, quiere frenar el vaciado del rural

El socialista Enrique Álvarez Barreiro continuará otros cuatro años al frente de la Alcaldía de Vilamartín de Valdeorras. Ayer fue  investido en un acto en el que aprovechó para dibujar las líneas de trabajo que considera prioritarias, destacando la adopción de medidas para frenar el vaciado de los pueblos.

Para combatir la despoblación pretende impulsar los parques empresariales de Arcos y Sobreira y así generar puestos de trabajo. La mejora de los accesos e infraestructuras de los pueblos ayudará a conseguir ese mismo fin, que completarán actuaciones en el Camiño de Inverno, ventajas fiscales para las empresas, mejoras en la señal de Internet, actividades culturales o el impulso de la guardería municipal, evitando que las familias puedan llevar sus hijos a los concellos próximos.

Otros puntos que abordó en su intervención fue la apuesta por una mayor participación vecinal en las actividades del Concello, la mejora en la calidad de los servicios -como la renovación de las viejas conducciones de fibrocemento- y la atención a la población en riesgo de exclusión, con programas como Xantar na Casa o el servicio de Asistencia a Domicilio.

El regidor socialista pudo plantear las cuatro prioridades gracias a la mayoría que le otorgan los cinco concejales del PSOE, uno más que los que obtuvo el PP de José Pinto Álvarez. Esta cómoda mayoría no fue óbice para que solicitase el apoyo de los populares. "Tendemos unha man á oposición", afirmó.

Poco antes, el portavoz popular, José Pinto, se había mostrado dispuesto a colaborar por el bien del Concello, apostando por una "oposición constructiva".

Las intervenciones tuvieron lugar en un salón de sesiones abarrotado, que obligó a parte del público a seguirlas de pie.