Valdeorras

El arreglo de las conducciones obligará a cerrar el casco viejo

Valdeorras

VALDEORRAS

El arreglo de las conducciones obligará a cerrar el casco viejo

Rúas de San Roque y Real, dos de las que serán cerradas al tráfico.
photo_cameraRúas de San Roque y Real, dos de las que serán cerradas al tráfico.

O Barco restringirá el tráfico durante una semana en las calles de San Roque, San Mauro y Real

 Los conductores barquenses deberán armarse de paciencia durante unos días y buscar alternativas al casco antiguo de la villa. La adjudicataria de la obra de impermeabilización de las conducciones de aguas residuales  empleará un sistema novedoso, que reducirá considerablemente el tiempo de ejecución. Sin embargo, el nuevo método no evitará cortar el tráfico durante los trabajos.

Lo anunció el alcalde, Alfredo García Rodríguez, quien explicó que los trabajos comenzarán en aproximadamente dos semanas. No durarán mucho, pero el tráfico deberá interrumpirse durante una semana, según las estimaciones de los técnicos. Precisamente, reducir las molestias a vecinos y usuarios fue un argumento determinante a la hora de elegir el método a utilizar en la eliminación de las fugas.

El procedimiento es novedoso y los trabajos de impermeabilización se realizarán sin tener que cambiar las tuberías. "El colector se repondrá por dentro", explicó el regidor. Indicó que la obra se ejecutará introduciendo una manga, que permitirá la aplicación de una resina. Esta se endurece llevando agua a 80 grados de temperatura, reconstruyendo las conducciones desde dentro.

La obra se ejecutará utilizando un robot provisto de una cámara. Su uso permitirá detectar los puntos donde hay acometidas para permitir que continúen operativas.

Las molestias que los trabajos ocasionarán a los vecinos no serán excesivas. Pese a ello, el Concello rogará su colaboración para permitir su ejecución. "Les pediremos que empleen la menor cantidad de agua posible durante unas horas, que se irán informando", explicó este jueves el regidor.

La ejecución de los trabajos de mejora de las conducciones de aguas residuales en el casco antiguo son una respuesta a una reclamación que, desde hace algún tiempo, vienen realizando los vecinos. En el Concello recibieron quejas de que muchos de los sótanos de la zona histórica de la villa están siendo afectados por las filtraciones procedentes del colector, con los consiguientes problemas de malos olores y suciedad.

En las labores de detección de los puntos problemáticos, el Concello recibió la colaboración del Consorcio de Augas de Valdeorras, que desplazó hasta esta zona un vehículo dotado con una cámara capaz de localizar las filtraciones. La profundidad de las tuberías, sumadas a las características del subsuelo de piedra y pizarra, propiciaron las fugas que tratará de sellar la ejecución de un proyecto, presupuestado inicialmente en 101.000 euros.