Valdeorras

Asfaval saldó todas sus deudas a pesar de la crisis sanitaria

Valdeorras

Asfaval saldó todas sus deudas a pesar de la crisis sanitaria

 Las dificultades económicas que la Asociación de Familiares de Personas con Discapacidad  de Valdeorras (Asfaval) afronta desde marzo, coincidiendo con el inicio de la pandemia, no impidieron que el colectivo que preside Amelia Blanco Delgado pueda presumir de mantener sus pagos al día y ofrecer los mismos servicios. "Temos os centros abertos e non temos deudas a proveedores", comentó su máxima responsable. Esta circunstancia fue analizada ayer por la junta directiva y las familias, en la reunión que mantuvieron en la sede que el colectivo posee en O Barco de Valdeorras.

Estas cuentas saneadas fueron posibles gracias a la ayuda de la Xunta. "Se fixo cargo das nóminas", explicó Blanco Delgado. Añadió que las familias dejaron de pagar coincidiendo con el inicio de la pandemia, una falta de estos recursos que fue suplida con las aportaciones de la Consellería de Política Social.

En estos momentos, son 13 las personas que utilizan el servicio de la residencia, en tanto que otras 4 hacen uso del centro de día y 8 más, del ocupacional.

La ocupación de la residencia, 13 plazas, no es baja, pero tampoco alcanza para cubrir los gastos de la residencia. El ratio de personal que aplica es el mismo que el de un centro de 25 plazas y muy inferior a las 40 que tienen estas instalaciones de capacidad.

Amelia Blanco, que mostró su confianza en que la Xunta siga apoyando a Asfaval, insistió en su propósito de dejar la presidencia en abril de 2021.