La Región

VALDEORRAS

Dos auxiliares atienden a 60 internos del geriátrico trivés

Un médico denuncia déficit de atención y lamenta que "se pase ante la injusticia y se mire para otro lado"

Dos auxiliares atienden a 60 internos del geriátrico trivés

La corta plantilla de la residencia de la tercera edad recibió duras críticas en A Pobra de Trives. El médico del PAC Pablo Deramond Mundaca mostró su sorpresa al visitarla el pasado viernes, 4 de enero, y comprobar que "en esta residencia tienen solo a una enfermera a media jornada durante la semana y que no viene hasta el lunes". El facultativo, que ya informó de esta situación a sus superiores, continuó señalando que en el centro le indicaron que "el personal que existe para atender a 60 personas se reduce a una auxiliar de clínica y una ayudante de la auxiliar, que la medicación de cada uno de esos ancianos la tienen que preparar y repartir ellas y que, para cualquier atención que necesiten solo están ellas".

En su queja, el médico apuntó que "esas dos personas deben levantar, asear, dar de comer, acostar, etc... a 60 ancianos, una gran parte de ellos que se mueven con gran dificultad". Pablo Deramond afirmó que esta situación incumple cualquier "ratio" y añadió que la orden del 18 de abril 96 del decreto 243/95 manda disponer un servicio de enfermería con presencia física de 24 horas.

Este diario intentó infructuosamente contactar con la directora. Sí lo consiguió el sanitario, quien comentó que, en una conversación telefónica, ella "cargó la responsabilidad al presidente de la Mancomunidad y la Xunta, exculpándose de todo". Deramond Mundaca no descartó que sean responsables, si bien puntualizó que ella "también lo es". El facultativo fue más lejos y también atribuyó responsabilidades a "todos los que con su silencio permiten que esto pase: familiares, el propio personal, los concejales de la Corporación y la gente sencilla del pueblo: panaderos, hosteleros, comerciantes, sanitarios, todos los que somos capaces de pasar delante de una injusticia, delante del horror y mirar hacia otro lado... no sea que nos salpique".

El geriátrico y el matadero triveses son los únicos servicios que cubre la Mancomunidade das Terras de Navea-Bibei, que engloba a Trives y San Xoán de Río y con cuyo presidente trató de contactar ayer este diario, también sin lograrlo. Su máximo responsable permanece en funciones desde mediados de 2015, pues el órgano directivo debería haber sido renovado tras las últimas Municipales.


Diéguez: "Desexaría que a fiscalía actúe"


El alcalde trivés, de la Agrupación Trivesa Independiente (ATI), Domingo Diéguez González, mostró su "agradecemento porque, por fin, un sanitario dixo o que ATI ven denunciando desde fai 12 anos. Síntome avergoñado como alcalde, tamén impotente. Ninguén nos fixo caso". Siguió diciendo que "incluso a Xunta é corresponsable. Na última reunión que tiven, fai oito meses, se comprometeron a desbloquear a Mancomunidade, pois impide que outros asumamos a situación. Leva uns oito anos sin convocar un pleno".

Diéguez subrayó su disposición "a loitar para dignificar o nome da residencia cun funcionamento correcto". Aseguró creer que la situación era distinta,"que estaba máis normalizada, pois cando empezamos a denunciar houbo un lavado de cara". El alcalde excluyó de sus críticas al personal y aseguró que varias actas de inspección ordenaron el cierre del centro si no eran corregidas las deficiencias. "Desexaría que a Fiscalía actúe e pida as actas".

El alcalde de San Xoán de Río, Luis Castro Álvarez, confirmó que la presidencia sigue en manos de Manuel José Vicente de Inés, que ya no ejerce de concejal en Trives. Mostró su confianza en que la Mancomunidad se renueve "antes das Municipais" y su intención de "pasar a ver como está a residencia".