La Región

VALDEORRAS

Las ayudas al carbón generan temor a una fuga de empresas

Empresarios valdeorreses consideran "competencia desleal" las subvenciones a las minas

El empresario teme la marcha de industrias hacia el Bierzo (J.C.).
El empresario teme la marcha de industrias hacia el Bierzo (J.C.).
Las ayudas al carbón generan temor a una fuga de empresas

La convocatoria de 20 millones de euros para la clausura de instalaciones y la rehabilitación de espacios naturales en las zonas afectadas por la minería del carbón fue observada con recelo desde el empresariado valdeorrés. La medida que anunció la ministra para la Transición Ecológica después del último consejo de ministros podría ser el comienzo de una fuerte "competencia desleal" para la actividad económica de Valdeorras, vecina de la comarca minera leonesa del Bierzo, según fuentes empresariales.

La convocatoria forma parte del pacto suscrito por los ministerios para la Transición Ecológica y de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, con los sindicatos CC.OO., UGT y USO y la Federación Nacional de Empresarios de Minas de Carbón (Carbunión). El documento, firmado en octubre de 2018, asigna 250 millones entre 2019 y 2027 para las comarcas afectadas por el cierre de minas de carbón y provocó la inmediata respuesta del empresariado valdeorrés.

El malestar empresarial fue trasladado en diciembre a la Comisión de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social por el entonces senador popular valdeorrés Avelino García Ferradal. La propuesta reclamaba medidas de apoyo para las canteras de pizarra. La abstención del PSOE y de ERC no impidió que los demás grupos la apoyasen, saliendo aprobada. La convocatoria de Elecciones suspendió el acuerdo, según explicó el político del PP. "Fue algo propuesto por los empresarios y debería tenerse en cuenta. Las empresas van a tener más oportunidades en el Bierzo. Volveremos a insistir", dijo.

Fuentes empresariales valdeorresas subrayaron este lunes su preocupación. "Los fondos Miner se suponían finalizados en 2018. Es una competencia desleal pues nosotros también vivimos de la minería", comentaron refiriéndose al sector de la pizarra, que mueve la economía de la comarca. Estas mismas fuentes también plantearon que "no queremos llegar a la situación en que se encuentra el Bierzo. Queremos una alternativa industrial. La comarca aporta un producto interior bruto (PIB) enorme a Galicia y debemos empezar a tomar medidas". Finalmente, se quejaron de que la demanda valdeorresa volviese a la posición de salida, a pesar del visto bueno del Senado.


Ayudas contra la crisis demográfica


La propuesta que partió del empresariado de Valdeorras recordaba que el 45 % de la pizarra mundial sale de la comarca, generando 2.400 empleos directos y 9.600 indirectos, lejos de los 3.600 y 14.400 que creaba en 2007, antes de que la crisis económica castigase a las canteras.

El documento también recuerda que la comarca es la que más aporta al PIB de Ourense, siendo la actividad de la provincia que representa un porcentaje más elevado en el total de las exportaciones gallegas. Las pizarreras ocupan al 55 % de los trabajadores empleados en las industrias extractivas de Galicia, un sector que abarca el 25 % de las afiliaciones a la Seguridad Social valdeorresas.

La propuesta llevada al Senado subraya el retroceso que acusó el sector con la llegada de la crisis, el cual agravó la crisis demográfica y el envejecimiento de la población.

Esta situación fue llevada al Gobierno central, buscando la puesta en marcha de "medidas de apoyo al sector empresarial valdeorrés, que permitan ir creando un tejido industrial que pueda compensar la pérdida de puestos de trabajo y de habitantes". La propuesta saldría adelante, tras incluir Podemos medidas contra la silicosis.