La Región

VALDEORRAS

O Barco busca paliar los daños de las tormentas

Vecinos del barrio más afectado pidieron soluciones al alcalde
El alcalde de O Barco, Alfredo García, con los afectados por las inundaciones que causó la tormenta.
El alcalde de O Barco, Alfredo García, con los afectados por las inundaciones que causó la tormenta.
O Barco busca paliar los daños de las tormentas

Las consecuencias de las tormentas que descragaron la semana pasada sobre O Barco de Valdeorras preocupan a vecinos y Concello. El alcalde, Alfredo García Rodríguez, se reunió ayer con representantes vecinales de una de las zonas de la villa más afectadas por el temporal, la formada por las calles Carrúa, Veiguiña y Soto de Yáñez.

Un buen número de propietarios de viviendas en esas calles vieron como sus bajos fueron inundados durante las tormentas. Los edificios más perjudicados fueron aquellos que cuentan con bajos dotados de sumideros, por estos salió el torrente que no pudieron desaguar los colectores, totalmente desbordados.

A causa del colapso de las conducciones, los locales fueron inundados, según explicó el regidor, que también subrayó que varios vecinos acudieron al Concello en busca de ayuda.

En los últimos días, técnicos del Consorcio de Augas de Valdeorras se desplazaron hasta este barrio para iniciar los trabajos encaminados a averigar las causas de la inundación de los bajos. Los trabajadores de la entidad comarcal también comenzaron a limpiar los colectores, como primera medida de cara a resolver el problema.

En una evaluación inicial, los técnicos municipales no detectaron ninguna deficiencia en los colectores, aunque deberán ser los trabajadores del Consorcio de Augas los que, empleando cámaras, determinen su estado de conservacion.

Una vez que el informe del estado de las infraestructuras esté en manos del Concello, será el el momento de buscar una solución al problema, siempre pensando en evitar que situaciones como las vividas a principios de la semana pasada puedan repetirse. En un principio, las medidas a tomar se presumen difíciles. "É complicado", comentó el concejal de Obras y Parques Infantiles, Miguel Neira Ojea. "A capacidade dos colectores é a que é", añadió.

El edil insistió en que es la primera vez que las casas afectadas son inundadas durante una tormenta. Sus vecinos nunca habían afrontado una situación como la que vivieron durante la tormenta del pasado 8 de julio. Según el Concello, fue este primer temporal fue el que más incidencias provocó en la villa.

Una circunstancia que llamó la atención de los técnicos es la época en la que se registraron las inundaciones de los bajos: en verano. "No inverno non hai problema", comentó a este respecto Miguel Neira. Este hecho parece indicar que fue la fuerza con la que descargó la tormenta sobre la zona, con gran cantidad de agua en muy poco tiempo, la que impidió que los colectores desaguaran el torrente caído sobre el barrio.


Otras calles afectadas por el agua


Las calles Carrúa, Veiguiña y Soto de Yáñez fueron las más castigadas por las tormentas de hace casi 15 días, pero no fueron las únicas. Además, se registraron varias incidencias en el barrio de las Casas Baratas, en las inmediaciones de la Escola Infantil, donde también hubo inundaciones. Por otra parte, el Concello tuvo conocimiento de un conato de inundación en Andrés de Prada, y de que un río de agua descendió por la Avenida del Bierzo, aunque sin tener constancia de que afectase a las casas. Un punto que volvió a ser inundado, como sucede cuando llueve fuerte, es el paso inferior de la línea de ferrocarril Palencia-A Coruña, en el acceso de la N-120 al casco barquense. El concejal de Obras, Miguel Neira, considera que los cortes del vial se repetirán en tanto no se desvíe agua del colector hacia el arroyo Mariñán, que discurre por la zona.