Valdeorras

O Barco busca solución a las inundaciones de sus accesos

Valdeorras

O Barco busca solución a las inundaciones de sus accesos

inun2_resultado
El agua de lluvia acumulada en el paso inferior de Veigamuiños será derivada al arroyo Mariñán

La solución a las inundaciones del principal acceso desde la carretera N-120 al casco urbano de O Barco de Valdeorras pasa por desviar el agua hacia el arroyo Mariñán. Lo apuntó ayer el alcalde, Alfredo García Rodríguez, coincidiendo con los trabajos de limpieza de los arrastres de la última tormenta que iniciaron las brigadas municipales en la zona de Veigadecabo.

La tormenta de hace casi una semana cortó los accesos principales a la villa barquense. A las inundaciones de los pasos inferiores de Veigamuiños y A Proba hay que añadir el arroyo de agua que bajó por la avenida do Bierzo, según recordó el concejal de Obras e Parques Infantís, Miguel Neira Ojea. "Ese día foi brutal. As bombas non foron capaces de sacar a auga", comentó.

Para este edil barquense, la solución al problema del acceso principal, que es el que se inunda con mayor frecuencia, es derivar el agua hacia el arroyo Mariñán. Y en esta dirección parece ir encaminado el proyecto que redactan los técnicos del Consorcio de Augas de Valdeorras y la Diputación provincial.

La existencia de este trabajo fue confirmado por el alcalde, Alfredo García Rodríguez. "No se trata de arrojar el agua del bombeo a la red de saneamiento, pues esta entra en carga, y el agua no sale", explicó el regidor. Añadió que el proyecto que está siendo redactado contempla llevar las conducciones pegadas a la vía del tren  hasta el arroyo Mariñán. En este punto habrá que construir un arenero y un pozo para eliminar las sustancias que arrastre el agua durante el primer cuarto de hora, que es cuando más contaminación arrastra.

El agua caída posteriormente, que ya será agua limpia, acabará en el arroyo, según explicó el regidor. "Es la única solución", añadió Alfredo García, que también recordó que la titularidad de este acceso a O Barco corresponde a la Diputación provincial, asegurando seguidamente que el proyecto ya está redactado, aunque sigue sin ser ejecutado. "Así, seguimos con los problemas", apuntó.

Más en Valdeorras