Valdeorras

O Barco se rearma con 200 trampas contra las velutinas

Valdeorras

Concello

O Barco se rearma con 200 trampas contra las velutinas

Imagen de un nido secundario de Vespa velutina, capaz de albergar a 15.000 avispas.
photo_cameraImagen de un nido secundario de Vespa velutina, capaz de albergar a 15.000 avispas.
Las distribuirá el Concello en una reunión que tendrá con los pedáneos y abierta a los vecinos

Los trabajadores municipales de O Barco de Valdeorras comenzaron a preparar las 200 trampas de Vespa velutina que ofrecerán al público asistente a la reunión de las 19,30 horas del jueves, 20 de febrero, en el salón de actos del Edificio Multiusos. La cita fue convocada dentro de la campaña que promueve el Concello, con la colaboración de la Asociación de Apicultores de Valdeorras. Aunque están invitados los alcaldes pedáneos, también fue abierta a todas las personas interesadas en combatir la plaga, "xa que non só supón un perigo para a apicultura, senón para o resto da veciñanza", según informaron fuentes municipales.

El alcalde, Alfredo García Rodríguez, explicó que las trampas fueron elaboradas con envases de botellas de agua. También dijo que en la reunión, los vecinos recibirán información acerca de las sustancias que pueden introducir en ellos. Si bien hay varias combinaciones, el regidor mostró su preferencia por dos de ellas: zumo, vino y vinagre, o bien agua, azúcar y vinagre. Además, los asistentes conocerán la forma de colocarlas y darán su dirección a los trabajadores municipales, buscando realizar un seguimiento de la campaña.

El presidente de la Asociación de Apicultores de Valdeorras, Armando Rodríguez Losada, explicó que las próximas semanas son las más adecuadas para la captura de la avispa asiática, como es denominada comúnmente la Vespa velutina. El apicultor valdeorrés aclaró que actualmente el insecto permanece aletargado para, nada más que suba la temperatura durante un par de semanas, salir en busca de alimento. "Hai que estar preparado para cando salga. En canto sae a comer é o momento máis adecuado", dijo.

En invierno, los insectos permanecen aletargados en las casas -aleros de tejados, ventanas o patios de luces-,  donde la  temperatura es benigna, y de ahí la importancia de que la población se sume a la campaña de colocación de las trampas. "Gracias a iso controlamos un pouco que non haxa nidos secundarios", comentó el portavoz de los apicultores.

En los últimos meses, los equipos movilizados por las Emerxencias del 112 destruyeron varias docenas de nidos en la comarca valdeorresa. Solo en el Concello de A Rúa, la agrupación de voluntarios de Protección Civil destruyó una treintena, según comentó recientemente su responsable, David López Nogueira. Los apicultores contabilizan la captura de más de 800 reinas mediante el trampeo en un área comprendida entre Montefurado y Rubiá. Así lograron la formación de nidos secundarios, en los que pueden congregar hasta 15.000 avispas asiáticas.