La Región

O Barco remodelará el viejo edificio de Juzgados en 2020

Lo ocuparán Policía Local, Medio Ambiente y la Oficina del DNI, según apunta el anteproyecto
Fachada de la antigua sede judicial, en O Barco de Valdeorras.
Fachada de la antigua sede judicial, en O Barco de Valdeorras.
O Barco remodelará el viejo edificio de Juzgados en 2020

El deterioro de la antigua sede judicial de O Barco de Valdeorras avanza de forma inexorable desde que, hace nueve años, los funcionarios que trabajaban en estas instalaciones se trasladaron al nuevo edificio de los Juzgados. La caída de losas y cascotes sobre la acera de la céntrica rúa do Doutor Pérez Lista dejará de ser un problema en cuestión de meses. El alcalde, Alfredo García Rodríguez, confirmó ayer la existencia de un anteproyecto para reformar el viejo edificio.

En estos momentos, las negociaciones del regidor barquense con los responsables de la Xunta se centran en la firma de un convenio para dar viabilidad a los planes municipales. Según explicó Alfredo García, el calendario que maneja el Concello sitúa la firma del acuerdo de colaboración a principios del año próximo, buscando que los trabajos de remodelación puedan empezar antes de que remate.

A la espera de que el citado documento haya sido rubricado, el planteamiento municipal incluye el traslado de las dependencias de la Policía Local al citado edificio. También ocuparán parte de sus estancias los trabajadores del área de Medio Ambiente, destinados actualmente en el Edificio Multiusos.

Los problemas de accesibilidad de las empinadas escaleras desaparecerán con un ascensor que llegará hasta la calle

El tercer servicio pensado para el futuro edificio ya no depende exclusivamente de O Barco y del convenio de colaboración con la Xunta. Se trata de la Oficina de Extranjería y Documentación, una reivindicación que el Concello barquense realiza desde hace meses al Gobierno central y que es compartida por el Sindicato Unificado de Policía. La petición también fue suscrita en 2018 por el rues Avelino García Ferradal, entonces senador del PP, quien trató esta cuestión con el comisario de la Policía Nacional en Ourense.

Los planos en los que trabaja el Concello sí podrían haber encontrado una solución a la difícil accesibilidad que plantea el antiguo edificio judicial, con empinadas escaleras hasta la misma acera, que en su día obligaron a los jueces a descender a la calle para recoger testimonios des personas con problemas de movilidad. El proyecto contempla el montaje de un ascensor desde esa misma acera, similar al que ya funciona en otra sede, la de la Agencia Tributaria barquense.

De más difícil solución parece el problema del aparcamiento de los vehículos de la Policía Local. Dadas las características de la rúa do Doutor Pérez Lista, los agentes deberán esmerarse incluso para acceder al garaje de un edificio judicial, cuyo porche es usado por algún que otro transeúnte para dormir.