La Región

VALDEORRAS

El Bierzo, un objetivo para los cofrades del vino

Plantean una marca que una los caldos valdeorreses y bercianos con el Sil

Los cofrades posan, ante la capilla del Pazo do Castro. (J.C.)
Los cofrades posan, ante la capilla del Pazo do Castro. (J.C.)
El Bierzo, un objetivo para los cofrades del vino

La reunión que este sábado desarrolló la Irmandade dos Vinhos Galegos en el hotel-monumento Pazo do Castro, en O Barco de Valdeorras, finalizó con una propuesta de creación de la marca "Sil, Río del Vino". Los cofrades buscan introducirse en el Bierzo, por lo que invitaron a la presidenta del Consejo Regulador berciano, Misericordia Bello,  y a Alfredo Marqués, enólogo de la bodega leonesa Pitaccum. Fue este quien defendió las ventajas que conllevaría la unión de los caldos en la citada marca.

El guante fue recogido inmediatamente por los asistentes a la cata, llegando a plantearse la posibilidad de crear una denominación de origen con el nombre del río Sil. Abarcaría las de Valdeorras, Bierzo y Ribeira Sacra, que pasarían a depender del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Este planteamiento fue bien recibido, aunque fue el lanzado desde El Bierzo el que generó más entusiasmo. "Me parece una idea fantástica, no un despropósito. Solo hace falta voluntad y perseverancia", comentó instantes después la presidenta del Consejo Regulador de la D. O. Bierzo, Misericordia Bello. Añadió que "seguramente, encontraremos el camino adecuado para llevarla a cabo. Daría muchísima relevancia a nuestras zonas de producción. Sería el único río del vino y nos haría más singulares. Somos diferentes dentro de unos suelos parecidos, lo cual lo hace más enriquecedor".

Su homólogo valdeorrés, José Luis García Pando, se mostró más cauto ante la propuesta de marca o denominación. "Hay que analizar moitas cousas", indicó. Consideró "evidente que hai unha influencia dunha conca fluvial. Os romanos a a proveitaron para levar as vides a tódolos lados", para finalizar apuntando que "cada un temos as nosas particularidades".

El debate surgió en la reunión del solsticio de verano da Irmandade dos Vinhos Galegos, que preside Nemesio Barja, cuyos cofrades "levamos no ADN a defensa, mellora e tradición dos viños das cinco denominacións de orixe galegas". Se reúnen cuatro veces al año, coincidiendo con los solsticios y equinoccios, y organizan catas comentadas, facilitando información a los empresarios con sus valoraciones de los caldos.

La asociación, con mayor presencia en el Ribeiro y Rías Baixas, pretende captar cofrades en la vecina Denominación de Origen Bierzo. "Pretendemos un intercambio e organizar alí unha reunión. A fasquía, coñecemento, idioma e viño os temos en común", comentó Nemesio Barja. Ya refiriéndose a los vinos de Valdeorras resaltó el bum del godello. "Antes, era bastante descoñecido e estalle comendo terreo ao albariño", dijo.