Valdeorras

El BNG de A Rúa se queja de que no recibe información

Valdeorras

El BNG de A Rúa se queja de que no recibe información

La falta de secretario-interventor en el Concello de A Rúa dio pie a la última polémica municipal. La inició la portavoz del BNG, María González Albert, al criticar la "falta de cultura democrática" del alcalde y quejarse de que la oposición no recibe documentación.

La portavoz nacionalista censuró que no fuese convocado el pleno ordinario de enero, "que neste momento está adiado 'sine die' ante a baixa laboral do secretario accidental". También que esta circunstancia le fuese comunicada a los nacionalistas en un correo electrónico, "sen que se teña articulado ningunha outra medida de comunicación co gallo de analizar as posibles alternativas que eviten a paralización do Concello, e polo tanto, teñen reclamado por escrito a convocatoria dunha xuntanza da Agrupación da Secretaría". Para el BNG, "o Partido Popular leva un ano enteiro sen entregar actas das xuntas de goberno local aos grupos".

Por otra parte, María González lamentó que durante la pandemia del covid-19, "en ningún momento se contou coa colaboración da oposición", y afirmó que el equipo de gobierno es "absolutamente dependente da Deputación de Ourense para realizar calquera actividade".

El alcalde popular, Álvaro Fernández López, rechazó las quejas de falta de transparencia y se refirió al periodo en el que María González ocupó la Alcaldía ruesa. Afirmó que "no presentaba contabilidad y estaba gobernando con unos presupuestos prorrogados". También apuntó que el entonces concejal del PP, Avelino García, "sigue esperando por cuestiones que solicitó cuando estaba en la oposición". Además, Fernández López lamentó que la portavoz nacionalista en vez de colaborar para superar "la situación en que estamos, se dedica a incordiar y poner palos en las ruedas".

En referencia al pleno suspendido en enero, el alcalde explicó que envió un correo indicando que la sesión no se podía convocar por la falta de secretario-interventor, ausencia que "prácticamente nos paraliza el Concello". Añadió que mantuvo contactos con la Diputación Provincial para buscar una solución para suplir al funcionario que estaba al frente de Secretaría e Intervención de forma accidental. "La plaza está convocada", afirmó.

El regidor apuntó que el secretario-interventor accidental consiguió que "la contabilidad esté muy avanzada y casi al día", tras recibirla atrasada. Añadió que tan solo restan la liquidación y la cuenta general de 2020.

Más en Valdeorras