Valdeorras

Los bomberos del Consorcio se hacen con mejores medios

Valdeorras

Los bomberos del Consorcio se hacen con mejores medios

Vehículos del parque de bomberos de Valdeorras, con la autoescalera a la derecha.
photo_cameraVehículos del parque de bomberos de Valdeorras, con la autoescalera a la derecha.
El parque de Valdeorras fue dotado con cuatro vehículos más y se renovaron las instalaciones

Los tres últimos años fueron de renovación en el parque de bomberos de Valdeorras, con sede en A Rúa. Una inversión de 600.000 euros permitió dotarlo con tres vehículos nuevos: un furgón de servicios varios (FSV), un Bull y un coche nodriza. Hay una cuarta incorporación, la de un vehículo de mando. Completa el parque móvil la autoescalera que ya poseía.

La inversión del Consorcio Contra Incendios e de Salvamento de Ourense no beneficia exclusivamente al  parque valdeorrés. Los otros tres creados en la provincia -Verín, O Carballiño-Ribeiro y Xinzo- también están mejorando a pasos agigantados sus equipos. Los planes del citado Consorcio, que forman Deputación Provincial y Xunta, pasan por homogeneizar todas las dotaciones. Esta equiparación tiene un coste, y no es pequeño. Ayer fue estimado en torno a los 3 millones de euros.

"Renovamos todos los parques. Os últimos tres anos permitiron dar un salto en innovación e tecnoloxía moi importante. Pretendemos que sexan vistos como punta de lanza, a nivel nacional", explicó el diputado y presidente del Consorcio, Pablo Pérez Pérez.

Un paseo por las instalaciones del  parque de bomberos valdeorrés permite apreciar los cambios introducidos, no solo en su parque móvil, también en las dependencias y su equipamiento. Como muestra puede servir un detalle que pasa prácticamente desapercibido: el color de los marcos de puertas y ventanas. Este fue variado y pasó del rojo de las dependencias de los bomberos al verde de la zona de la administración.

Es solo una muestra, quizás la de menos coste, de los cambios introducidos en el parque que acoge la sede de la gerencia administrativa del Consorcio.

Las mejoras incluyen a la plantilla, que aquí aumentó de 16 a 18 bomberos. Además, están las dos personas que trabajan en la administración y gerencia.

En referencia a los nuevos equipamientos, la relación es larga. Incluye la adquisición de un sistema Tetra de comunicación digital, conectado a la red gallega de emergencias. Los viejos walkies también fueron sustituidos y ahora los bomberos llevan los equipos en los casos, lo cual les permite moverse con mayor libertad. Además, cada bombero posee dos trajes de intervención, para poder salir con solo cambiarse, y un armario que separa la ropa "contaminada".


El vehículo nodriza de  2.200 litros dejó paso a uno de 10.000


Los nuevos vehículos mejoraron considerablemente la capacidad de intervención de los bomberos valdeorreses. El antiguo coche utilizado para repostar agua fue sustituido por un vehículo nodriza de 10.000 litros. Su predecesor apenas alcanzaba los 2.200. A su vez, el Bull fue equipado con aparatos de excarcelación de última generación y con un juego de focos en la parte superior. Además, cuenta con una bomba que utiliza el sistema KAF, que nebuliza el agua, reduce la cantidad del líquido utilizado y permite mezclar espuma, cuando antes debía aplicarse de forma independiente. El tercer camión incorporado, con tracción en las cuatro ruedas, fue adaptado para rescates rápidos y de montaña.

Más en Valdeorras