Valdeorras

El cambio del templo de una novena ruesa crea polémica

Valdeorras

IGLESIA

El cambio del templo de una novena ruesa crea polémica

Capilla de San Roque, en A Rúa Vella.
photo_cameraCapilla de San Roque, en A Rúa Vella.
Los sacerdotes afirman que reciben anónimos y que también hubo amenazas contra fieles

Los dos administradores parroquiales de A Rúa llevan días recibiendo llamadas anónimas a causa del traslado de la novena en honor a San Roque, que normalmente se oficiaba en el entorno de la capilla del mismo nombre, y que este año fue trasladada a la iglesia de San Estebo, en A Rúa Vella. No son los únicos. "Una señora se quejó de que la habían amenazado personalmente", explicó uno de los sacerdotes, José Manuel Carrasco.

La decisión de cambiar de templo fue tomada atendiendo a las medidas preventivas que deben seguirse contra la pandemia del covid-19, según indicó el cura. "Es una medida de seguridad. En la capilla únicamente cabrían seis personas cada día y la persona que lleva la novena es de alto riesgo", comentó. Inmediatamente, añadió que fueron los feligreses los que propusieron la idea del cambio de iglesia.

José Manuel Carrasco indicó que la decisión fue tomada atendiendo exclusivamente a razones de prevención de contagios del coronavirus y recordó que no es el único cambio introducido en las misas. "Antes, nos dábamos la paz. No podemos andar jugando. Si pasa algo, nos pedirán responsabilidades a nosotros. No vamos a hacer caso de anónimos ni amenazas", dijo.

Una de las razones esgrimidas por los detractores del traslado es que fue realizado a espaldas de los feligreses. También se quejaron de que el traslado de la imagen entre los templos fue realizado de noche, acordando hacer sonar la campana de la capilla a la hora que otros años comenzaba la novena.

Ambas quejas fueron rechazadas por los curas. "El cambio se comentó al comienzo de la novena", explicó José Manuel Carrasco. También comentó que la imagen cambió de templo de día, a las 15,00 horas, más concretamente. "Por las calles no podemos asegurar las distancias y por eso fue llevada en coche", añadió.

Los sacerdotes descartan que exista una queja generalizada por el traslado, pues según indicaron "está acudiendo más gente que otros años a la novena". Eso sí, guardando las distancias sociales en la iglesia de Santo Estebo.

La Rúa Vella no se quedará sin su misa al aire libre y en su preparación ya trabajan los sacerdotes, que solicitaron permiso al Concello para oficiarla el próximo 24 de agosto, festivo local en A Rúa.

El alcalde, Álvaro Fernández, mostró su disposición a colaborar. "El Concello se brinda a lo que necesiten para que realicen los actos de la mejor manera posible", comentó.