Valdeorras

Chandrexa retoma su geriátrico, diez años paralizado

Valdeorras

Chandrexa retoma su geriátrico, diez años paralizado

La residencia de ancianos se levanta en la parte superior de Celeiros (Chandrexa) (Foto: J.C.)
photo_cameraLa residencia de ancianos se levanta en la parte superior de Celeiros (Chandrexa) (Foto: J.C.)

Cinco constructoras aspiran a finalizar las obras inacabadas de la residencia de ancianos 

Cinco empresas aspiran a finalizar una construcción cuyo primer ladrillo fue colocado hace una década: la residencia de ancianos de Chandrexa de Queixa, en Celeiros. Con sedes en A Coruña, Santiago, Lugo y Ourense pretenden hacerse con una obra que tiene un presupuesto de 1.650.000 euros. El alcalde popular, Francisco Rodríguez, explicó que esta cantidad también deberá cubrir la adquisición del mobiliario necesario para abrirla. La financiación la comparten, al 50 %, la Consellería de Traballo e Benestar y los fondos europeos del programa Agader.

Precisamente, fue la falta de esa financiación la que llevó a suspender los trabajos en 2007. Ahora, salvo que surjan nuevos inconvenientes, la finalización de la residencia será licitada a mediados de agosto, con un plazo de ejecución de 20 meses. La combinación de estos datos permite calcular el remate de los trabajos para 2006, siempre que no surjan nuevos escollos. Cuando esté lista para abrir será la hora de convocar el concurso de adjudicación de la gestión y, si bien los tiempos no son de bonanza y muchas familias retiraron a sus mayores de los geriátricos por no poder asumir los pagos, el alcalde adelantó que media docena de empresas, incluida una con sede en O Barco, se interesaron por hacerse con su dirección. Esta concesión no impedirá que el edificio siga perteneciendo al Concello.

La residencia es vital para Chandrexa de Queixa; y no solo por los 28 empleos previstos. Muchas de sus 80 plazas serán ocupadas por personas llegadas de fuera. "Non imos enchela so cos de aquí", explicó Francisco Rodríguez: "Será a empresa máis grande do Concello. É un logro para Chandrexa".

Localizado en el Macizo Central, el Concello de Chandrexa de Queixa lleva muchos años perdiendo población. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los 897 habitantes que tenía en el año 2000 fueron reducidos a los 560 de 2013. Casi la mitad, 244 más concretamente, superaban los 65 años por solo 21 que no habían cumplido los 15, tal y como recoge el Instituto Galego de Estadística (IGE). Según el alcalde, hubo dos nacimientos en 2014 y otros tantos en 2013, en tanto que su índice de envejecimiento es 719, una cifra recoge los mayores de 65 años por cada 100 menores de 20. A su vez, su registro de empresas se paró al llegar a la 14, según el IGE.

Comentarios