Valdeorras

El Concello de Vilamartín urge retirar los chopos en los cauces

Valdeorras

Valdeorras

El Concello de Vilamartín urge retirar los chopos en los cauces

Trabajadores de la Confederación Hidrográfica en la limpieza de la orilla del río Leira, en Vilamartín.
photo_cameraTrabajadores de la Confederación Hidrográfica en la limpieza de la orilla del río Leira, en Vilamartín.
El alcalde considera que la labor de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil debe proseguir

El acondicionamiento y limpieza de ambas márgenes de los cauces fluviales es una prioridad en Vilamartín de Valdeorras. Esta importancia la dejó entrever el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, cuando reclamó a la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil la retirada de chopos del área recreativa de O Bañadoiro, sobre la orilla derecha del río Sil, y la limpieza de otros cauces fluviales del municipio.

El regidor explicó que las brigadas de la Confederación Hidrográfica procedieron a retirar algunos ejemplares de chopo del principal pulmón del Concello. Varios se habían partido y otros cayeron debido a su mal estado. Pese a la eliminación de estos árboles, Enrique Álvarez consideró que este trabajo no es suficiente. "Queremos que se retiren más chopos, pero no todos de golpe", dijo. Esta limitación pretende evitar que la zona verde quede reducida a "un deserto". También explicó que fueron las peticiones que realizó el Concello las que llevaron al organismo responsable de la cuenca a acometer la retirada de chopos enfermos, si bien, en el Consistorio consideran que son bastantes más los que continúan en una situación parecida o bien que secaron.

Desde el equipo de gobierno no se ve mal la presencia de especies como los bidueiros o los freixos y el alcalde insiste en que "o chopo so da problemas". A la pelusa que desprende y que genera multitud de quejas vecinales, además de causar problemas respiratorios, añadió el peligro que entrañan muchos de los ejemplares que continúan en el área recreativa. Más de uno amenaza con desplomarse, con el consiguiente peligro para los peatones que disfrutan de este paseo. "A maior parte son perigosos", explicó.

En todo caso, los trabajos que acometió la Confederación Hidrográfica no se redujeron a la eliminación de algunos chopos de O Bañadoiro. Otros cauces fluviales, como los arroyos de Arnado, Pías o San Miguel y los ríos Farelos y Leira también fueron objeto de la atención del organismo responsable de la cuenca.

El alcalde explicó que estas labores de limpieza ya habían sido solicitadas y realizadas hace algún tiempo, en base a las peticiones formuladas desde el Concello. Sin embargo, con el paso del tiempo, su estado volvió a ser similar al anterior. "Volvía a estar en malas condicións", afirmó Enrique Álvarez, a la hora de argumentar la petición que reiteró el Concello vilamartinés.

Los trabajos que acometió la Confederación Hidrográfica consisten fundamentalmente en la poda de cierto número de árboles, la limpieza de ramas y arbustos, así como la retirada de árboles secos. Todas estas labores buscan un objetivo prioritario: despejar de la vegetación no deseada las zonas próximas a los principales cauces del Concello.