Valdeorras

La crisis deja otra fiesta en la cuneta: el Cabrito en Vilariño

Valdeorras

El alcalde explica que 'prefiero invertir el dinero municipal en servicios sociales que en fiestas'

La crisis deja otra fiesta en la cuneta: el Cabrito en Vilariño

El Concello de Vilariño de Conso no celebrará este año la 'Festa do Cabrito', punto central del Entroido en el municipio.
Lo anunciaba ayer el alcalde de Vilariño, Ventura Sierra, que señalaba que 'hay que apretarse el cinturón'. La razón de que esta tradicional fiesta gastronómica no se celebre después de más de 20 ediciones está, en palabras del regidor, en que 'en estos tiempos de crisis, hay que priorizar gastos'. Para Ventura Sierra 'es más importante asegurar los servicios sociales, la finalización de la residencia de ancianos, que conlleva la puesta en marcha de un centro de día, y el mantenimiento de los puestos de trabajo, que invertir el dinero de las arcas municipales en fiestas'. También asegura que con esta medida pretende 'evitar cualquier tipo de subida de impuestos a los vecinos'.

El Concello de Vilariño destina 120.000 euros anuales a fiestas 'entre la del Cabrito y las parroquiales', explica el alcalde.


SORPRESA

La decisión, que se adopta sin pasar por pleno, sorprendía al concejal independiente Domingo Domínguez, que echaba en falta la existencia de un Consello del Entroido y afirmaba que 'habría que mantenerla, aunque fuera con menos dinero'. Domínguez reconoció que 'hasta ahora era un despilfarro lo que se gastaba en esta fiesta', pero que, 'consultando a los vecinos, me dijeron que estaban dispuestos a mantenerla con sus aportaciones'.

Carlos Rodríguez, portavoz del BNG en Vilariño, reconocía que 'estamos de acordo en apoiar que se termine a residencia de anciáns e mantéñanse os servizos sociais. A gravidade do asunto está na falta de diálogo e a improvisación'.

Rodríguez se muestra sorprendido de que 'a decisión tómese a menos dun mes vista da celebración do Entroido. Se cadra se o dixera fai seis meses, é posible que os foliones decidisen facer as súas achegas e manter a Festa'. El portavoz nacionalista teme que esta decisión tenga una repercusión negativa en el número de visitantes del municipio.

Ventura Sierra, que cuenta con mayoría absoluta en el Concello, insiste en que 'no quiero meter la tijera en servicios sociales ni subir impuestos, así que hay que recortar en otros apartados'.