La Región

O BARCO

Una deficiencia obliga a intervenir el puente del Sil ante la inquietud de los barquenses

La Policía Local de O Barco detectó un exceso de vibración, consecuencia de la separación de una albardilla

Trabajos en el puente sobre el río Sil, en O Barco. (Foto: J. C.)
Trabajos en el puente sobre el río Sil, en O Barco. (Foto: J. C.)
Una deficiencia obliga a intervenir el puente del Sil ante la inquietud de los barquenses

Un equipo de trabajadores del servicio de mantenimiento de la Red de Carreteras del Estado acometió ayer diferentes trabajos de consolidación del puente que comunica las dos orillas del río Sil, entre el casco urbano de O Barco de Valdeorras y el núcleo de Viloira.

Los centímetros de separación detectados en una de las albardillas -piezas prefabricadas que están situadas a ambos lados de la estructura- aumentaban considerablemente las vibraciones en la estructura, con la consiguiente inquietud de los usuarios. Este problema fue palpable con el paso de los transportes del sector de la pizarra, que obligan al puente a soportar cientos de toneladas diarias.

Los técnicos acordaron una solución provisional, destinada a atajar el problema a la mayor brevedad, que consistió fundamentalmente en la colocación de grapas entre la albardilla y el resto de la estructura del puente. Las fuentes consultadas descartaron rotundamente la existencia de peligro alguno a causa de esta deficiencia.

Los trabajos fueron acometidos después de que la Policía Local barquense redactase varios informes advirtiendo de la vibración del puente con el paso de vehículos. Sin embargo, esta no es la primera revisión de que es objeto el puente. Hace año y medio, los técnicos dependientes del Ministerio de Fomento también visitaron esta construcción levantada en 1970 para salvar las aguas del Sil.

En aquella ocasión, la inspección fue consecuencia de la inquietud vecinal recogida por Riada Cidadá. Los vecinos de Viloira transmitieron su preocupación a la formación política a causa de la separación de varios centímetros existente en las juntas de dilatación, un problema que según las mismas fuentes consultadas, tampoco reviste gravedad, no afectando a la solidez de la construcción.