La Región

VALDEORRAS

Una densa vegetación invade el puente romano del río Bibei

Las enredaderas cubren los sillares de uno de los grandes atractivos turísticos del Concello de Trives

Las enredaderas cubren Ponte Bibei, considerado Monumento Histórico Nacional.
Las enredaderas cubren Ponte Bibei, considerado Monumento Histórico Nacional.
Una densa vegetación invade el puente romano del río Bibei

La vegetación cubre buena parte del Ponte Bibei. Los conductores que circulan por la revirada carretera C-536 apenas pueden observar los sillares de piedra, cuando se detienen en el pequeño mirador acondicionada en las inmediaciones. Muchos de ellos llevan tiempo cubiertos por una masa de tupidas enredaderas, que los ocultan a la vista.

Este problema se da en uno de los cuatro puentes que el Concello de Trives incluyó en su relación de lugares que son dignos de contemplación: Ponte Piago, Ponte Cabalar, Ponte Bibei y Ponte Navea. La lista, que está dirigida a los visitantes, aparece recogida en su página web.
Construido en la época del emperador romano Trajano y remodelano entre finales del siglo XIX y principios del XX, Ponte Bibei forma parte de la Vía Nova y ostenta la consideración de Monumento Histórico Artístico Nacional. En la actualidad, sigue siendo utilizado para los vehículos que circulan entre las comarcas de Trives y Valdeorras, por la c-536.

Al Concello de Trives le preocupa la tupida vegetación que cubre el puente. Desde las dependencias municipales salieron cartas con dirección a las consellerías de Infraestructuras e Vivenda y de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio. También recibió un escrito la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural. Todos ellos fueron enviados hace meses, solicitando la limpieza del histórico puente trivés.

Las cartas tuvieron contestación de la Consellería de Infraestructuras, que mostró su buena disposición a iniciar los trabajos de limpieza. Eso sí, los comenzará si son de su competencia, pues según la Administración autonómica, el organismo responsable de los trabajos depende del punto en donde arranca la vegetación invasora. Si las enredaderas parten de la base de los pilares del puente, será Infraestructuras e Vivenda la que las retire. Por el contrario, si el punto donde  nace la vegetación dista algún metro de la construcción  le corresponderá a Medio Ambiente e Ordenación do Territorio asumir su eliminación.