Valdeorras

Fenosa devuelve 22.900 euros del recibo de la luz a O Barco

Valdeorras

IRREGULARIDADES

Fenosa devuelve 22.900 euros del recibo de la luz a O Barco

Corresponden a la facturación del último año, aunque el Concello reclama otros 38.000 euros.

Las arcas municipales de O Barco ingresaron 22.911 euros el 3 de abril. Los aportó la empresa Gas Natural Fenosa y corresponden a las irregularidades que la empresa ourensana Ingeniería Prestacional Aplicada SL (IPA) detectó en los recibos de luz del Concello. Su abono lo reclamó la Concellería de Medio Ambiente, Sanidade e Educación, que dirige Aurentino Alonso Araujo. Pero este departamento estima que la deuda es muy superior.

Desde 2010, Gas Natural Fenosa facturó en concepto de energía reactiva, un suministro eléctrico que se aplica a los motores pero no al alumbrado público. Sin embargo, la empresa sólo ingresó la cantidad que ingresó de más entre los meses de mayo de 2012 y 2013, periodo en el que fueron detectadas las irregularidades.

El concelleiro de Medio Ambiente, Aurentino Alonso, no está conforme con el ingreso de la empresa y reclama la cantidad que esta cobró de más, en su totalidad: 61.900 euros. Según sus cuentas, las arcas municipales aún deberán ingresar casi 38.000 euros. "Imos seguir adiante co procedemento de reclamación", dijo. Explicó que la reclamación volverá al Instituto Galego de Consumo, dependiente de la Consellería de Economía e Industria para que la transmita.

Gas Natural Fenosa, en un escrito enviado al Concello, explicó que solo debe abonar una anualidad. Se basa en un informe de la Comisión Nacional de Energía. "No cabe exigir refacturaciones por periodos superiores a un año", dijo la empresa, contradiciendo la tesis del Concello barquense.

Una cantidad que la eléctrica sí ingresó en su totalidad son los 61.900 euros de las tasas del 1,5 % de su facturación en el Concello. La entregó a unas arcas municipales que en 2012 pagaron la suma de 583.390 euros de luz.

Los recibos de la luz también preocupan en otros concellos. Así, Vilamartín inició una auditoría y su alcaldesa, María Jesusa Candal, afirma que reclamará si ve irregularidades. Hicieron auditorías A Rúa, Petín y Carballeda, que inicialmente no detectaron irregularidades, mientras que O Bolo, A Veiga, Larouco y Rubiá, no apreciaron nada irregular.