VITICULTURA

Ingenieros agrícolas revisan el estado de la cosecha de uva

<p></p>
photo_camera Francisco García, en primer plano, firma ante Manuel Rojo.

El Consello Regulador firmó un convenio con el Colegio oficial que tendrá una vigencia de tres años

Un grupo de ingenieros técnicos agrícolas se desplazará la semana próxima hasta la Denominación de Orixe Valdeorras. Su primer objetivo: comenzar la revisión de las viñas al objeto de realizar una estimación de la producción de la próxima vendimia. Serán tres o cuatro, según explicó ayer el presidente del Consello Regulador, Francisco García Álvarez. Lo anunció poco después de haber firmado un convenio de colaboración con Manuel Rojo, máximo responsable del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Ourense.

El acuerdo pretende implicar a los técnicos del Coeta en el control y ordenación de la viticultura valdeorresa. El presidente del Consello Regulador, Francisco García, apuntó que el convenio se activará antes de la próxima vendimia y que el organismo que preside pretende "extender la colaboración más allá del periodo concreto de vendimia". Esta circunstancia fue tomada en consideración al ampliar a tres años la colaboración entre ambos organismos.

A su vez, el presidente del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas, Manuel Rojo, resaltó las aptitudes de los colegiados para controlar la producción en la DO. "El Colegio cuenta con los profesionales adecuados para la ejecución de este convenio, ya que nuestros colegiados tienen formación y capacidad para el desarrollo de trabajos relacionados con el control y la ordenación de la viticultura", dijo.

El convenio de colaboración firmado ayer es resultado de un acuerdo plenario que el Consello Regulador adoptó hace una semana. Con esta decisión, "los técnicos del COETA ayudarán a controlar la carga de uva en las viñas amparadas por la DO y contribuirán a evitar que puedan entrar variedades de uva no autorizadas", según afirmó el Consello Regulador.

Esta posibilidad preocupa en un año en el que las condiciones meteorológicas adversas (piedra, viento y calor) y las enfermedades (mildiu y oídio) causaron estragos en los viñedos valdeorreses. Tanto es así, que en el sector se habla de descensos de la producción estimados entre un 30 y un 40 %. Estos porcentajes son los que deberán comprobar los ingenieros técnicos. Su llegada será inminente, el presidente la anunció para la próxima semana, con el propósito de que tengan ultimada la evaluación antes del inicio de la próxima vendimia. Esta llegará tarde en relación con la de 2015, no antes del 10 de septiembre, pero apenas queda tiempo para su labor.

Te puede interesar
Más en Valdeorras