Valdeorras

El Instituto de Estudios Valdeorreses pide un museo

Valdeorras

Su presidente, Aurelio Blanco Trincado, cree que 'es el momento de reivindicar el patrimonio'

El Instituto de Estudios Valdeorreses pide un museo

Existe unanimidad entre los estudiosos al destacar el estado de abandono en que se encuentra el patrimonio arqueológico valdeorrés. Buscando llamar la atención acerca de este descuido, el Instituto de Estudios Valdeorreses (IEV) ultima los detalles de una exposición fotográfica del desaparecido grupo Los Escarbadores, que investigó el pasado comarcal en la década de los 60, del siglo pasado. 'Es momento de reivindicar el patrimonio. Tenemos una riqueza arqueológica de las más importantes de España. Es una exposición reivindicativa de lo que está enterrado', dijo ayer el presidente del IEV, Aurelio Blanco Trincado.
Las fotos referidas a las actividades de Los Escarbadores complementarán la exposición de los trabajos del certamen Manuel Blanco Pascual, un concurso fotográfico que diseñó el IEV con el patrimonio como eje principal. Abrirá sus puertas el próximo mes de marzo.

Aurelio Blanco recuerda que la inexistencia de un museo arqueológico hace que los hallazgos permanezcan almacenados en varios rincones del Concello e incluso en casas particulares. Otras, viajaron hasta el Museo Arqueolóxico Provincial. 'Hace falta un local digno. Vinieron a ver algunas piezas hasta desde el País Vasco', explicó el presidente del IEV.

Al hablar de los yacimientos arqueológicos de Valdeorras, José Fernández Pérez es una referencia obligada. 'El patrimonio arqueológico está totalmente abandonado. O triste son os xacementos. Os de A Proba, O Castro a ponte medieval de A proba', dijo el estudioso del IEV.

José Fernández insistió en la importancia de los yacimientos arqueológicos de la comarca. 'Temos todas as épocas: Paleolítico, Megalítico, Bronce, mundo Castrexo, mundo romano. Temos un mundo', comentó.

El Museo Arqueolóxico Provincial guarda muchos tesoros de Valdeorras, pues hacia él viajan las piezas encontradas en la comarca, bajo la supervisión de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural.


Aula permanente arqueológica

El proyecto de restauración de la torre medieval de O Castro (construida en tres etapas: siglos XIV, XV y año 1766)incluyó el enterramiento de un castro, que fue reconvertido en la plaza que permite el acceso al interior de la fortaleza. Esta obra mereció las críticas de José Fernández. 'O que fixeron en O Castro non ten nome. Tapar restos castrexos!', exclamó.

El aljibe de la torre, que recogía el agua de la lluvia, es el último lugar que baraja el equipo de gobierno para guardar los hallazgos arqueológicos de la comarca. Lo dijo el concelleiro de Cultura, Eduardo Ojea Arias. 'Queremos convertirlo en una especie de aula permanente arqueológica', dijo el edil. Añadió que sus planes también contemplan la colocación de paneles informativos. 'Pretendemos poner en valor la torre de O Castro', aseguró.

Más en Valdeorras