Valdeorras

Larouco apuesta por su arqueología como nuevo atractivo turístico

Valdeorras

Larouco apuesta por su arqueología como nuevo atractivo turístico

07132020_lagar_larouco2_resultado
photo_camera 07132020_lagar_larouco2_resultado
El hallazgo de varios lagares se suma a la recuperación del Castrillón

La apuesta por el pasado histórico de Larouco centra buena parte de los planes de futuro que, para este concello, diseñó el equipo que dirige Patricia Lamela Rodríguez. Lo afirmó ayer, momentos antes de que funcionarios de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural visitasen el paraje de la parroquia de Portela donde un viticultor, Mario Yáñez, encontró dos lagares de origen ancestral, construidos sobre dos rocas. A ellos podría sumarse alguno más, en el caso de que la investigación de ciertas formas descubiertas en la zona de Seadur, lo confirmen próximamente.

No son las únicas riquezas patrimoniales de este concello. Patricia Lamela también habló del castro prerromano del Castrillón. "Estamos traballando con Patrimonio no castro do Castrillón, no límite de O Bolo", explicó Patricia Lamela. El propio topónimo del Concello, Larouco, deriva de Larauco, un dios de la mitología galaico-portuguesa, lo que dice mucho del pasado de estas tierras.

"Queremos darlle a Larouco un impulso que non tiña, nos aspectos patrimonial e turístico. Un novo enfoque para o Concello", comentó la alcaldesa. Añadió que esta apuesta se centra fundamentalmente en el aspecto "cultural" y también histórico de la riqueza patrimonial que guarda.

La base de la apuesta no es nueva, según explicó. El patrimonio histórico y cultural está ahí desde la antigüedad, pero permanece oculto. "No se miraba por él. Estaba escondido aí e imos sacalo á luz", comentó la alcaldesa.

Patricia Lamela: "Queremos darlle a larouco o impulso que non tiña, nos aspectos patrimonial e turístico"

La expedición fue dirigida por el presidente de la sección de Arqueología del Instituto de Estudios Valdeorreses. José Fernández Pérez, confirmó que en fechas próximas visitará el hallazgo de Seadur, buscando determinar su antigüedad.

Ayer, su labor estuvo centrada en los lagares encontrados en la viña próxima al pueblo de Larouco, un hallazgo que ya conocía y que mereció sus elogios. "É unha marabilla. Non se semellan en nada aos outros lagares de Galicia", resaltó. El investigador valdeorrés indicó que su principal característica es la falta de piezas destinadas a prensar la uva. En todo el lugar no fue encontrado ningún rastro que pudiese indicar que fuesen utilizados como prensas. "Aquí, pisaban a uva cos pés e despois o mosto se decantaba hacia abaixo", explicó José Fernández.

En referencia a la antigüedad, este experto conocedor de la historia valdeorresa indicó que es una incógnita que falta por resolver. En este sentido, comentó que los restos de cerámica hallados se corresponden con los últimos usuarios de los lagares y que para datar su origen será necesario excavar este lugar.

La datación de los restos de lagares quizá siga siendo desconocida pero sí permite determinar que en la antigüedad sabían localizar las tierras más adecuadas para producir un vino de calidad. "Temos zonas de  moi bo viño e Mario as reaproveitou", comentó José Fernández.

"Onde era zona de bo viño, ben pola súa orientación ou ben pola súa terra, o segue sendo hoxe", añadió el directivo del IEV. Fernández Pérez añadió que los romanos ya conocían todos los secretos de la tierra. "Zonas vitivinícolas, do mellorciño da comarca".