Valdeorras

Localizadas nuevas huellas de oso a 300 metros de Casaio

Valdeorras

VALDEORRAS

Localizadas nuevas huellas de oso a 300 metros de Casaio

Una de las huellas de oso localizadas en Casaio.
photo_cameraUna de las huellas de oso localizadas en Casaio.
Los descubrieron investigadores del CSIC y de Apatrigal que estudian colmenares tradicionales

Un nuevo hallazgo de huellas recientes y excrementos de oso, realizado este lunes, se sumó al del miércoles último. Entre ambos hay una diferencia: su ubicación. Si hace una semana, eran los trabajadores los que advertían la existencia de pisadas de plantígrado en la zona de Mormiau, en las últimas horas fue el equipo de investigadores que estudia el conjunto de "alvarizas" (colmenares tradicionales de piedra) el que las descubrió en Rumiña, a escasos 300 metros de Casaio (Carballeda de Valdeorras).

Los investigadores de Sputnik Labrego trabajaban en un proyecto del Incipit (Instituto de Ciencias del Patrimonio, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas) con un equipo de Apatrigal (Asociación para a Defensa do Patrimonio Galego) cuando vieron las pisadas de oso.

"Cerca de un colmenar había excrementos de oso y también vimos pisadas. No hacía mucho que habían sido hechas y salimos pitando", comentó el director del equipo, Carlos Tejerizo. Los siete investigadores, cuando observaban el rastro dejado por el animal, oyeron ruídos, optando inmediatamente por abandonar el lugar. "Fue al lado de Casaio. Hay que andar con cuidado", indicó.

Al lugar donde fueron vistas las huellas llegaba pocos minutos después un agente forestal de la Consellería do Medio Rural, quien confirmó que las huellas y los excrementos pertenecían a un oso y eran muy recientes. Lo indicó Francisco Fernández, vicepresidente de la Mancomunidade de Montes Casaio e Lardeira: "Dixo que si, que é un oso", comentó este vecino de Casaio.

Este lugareño, quien también observó las huellas, realizó un llamamiento a la  prudencia. "Está a 300 metros do pobo. Se segue acercándose ás casas terán que facer algo", comentó Francisco Fernández, quien puso en conocimiento de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda los indicios del plantígrado.

El nuevo hallazgo de huellas y excrementos de oso parece confirmar la presencia de un plantígrado de mediano tamaño en las inmediaciones de Casaio, pero Mormiau y Rumiña no fueron los únicos lugares donde aparecieron. Este invierno, también fueron vistas por encima de la aldea de Santigoso (O Barco de Valdeorras), según indicó el directivo del Instituto de Estudios Valdeorreses, José Fernández.

La población de osos está en fase de expansión, según apuntó Serafín González, presidente de la Sociedade Galega de Historia Natural, quien atribuyó las fotografías de huellas tomadas en Mormiau con dos plantas, trasera y delantera, de un plantígrado. 

Dos lugares próximos a Valdeorras donde fue documentada la presencia de estos animales son el Courel, en Quiroga (Lugo), y la vertiente zamorana de la Sierra de la Cabrera.