La Región

POLITICA

La oposición pide agilizar los pagos de facturas en O Barco

El pleno aprobó saldar 30.000 euros que reclamó vía ejecutiva la Confederación Hidrográfica

Alfredo García presidió la que puede ser última sesión de la legislatura. (J.C.)
Alfredo García presidió la que puede ser última sesión de la legislatura. (J.C.)
La oposición pide agilizar los pagos de facturas en O Barco

El alcalde en funciones de O Barco, el socialista Alfredo García Rodríguez, tuvo que escuchar las críticas de la oposición municipal antes de aprobar el pago de 32.007 euros que reclamó al Concello, vía ejecutiva, la Confederación Hidrográfica do Miño Sil. Las facturas llevan fecha de 2018 y obedecen al convenio firmado por ambos organismos por la ampliación de la estación depuradora de aguas residuales. A ellas se suma otro pago de 8.221 euros, este aún en periodo de pago voluntario.

El pleno fue convocado con urgencia, pues el impago de las facturas reclamadas por vía ejecutiva impide el acceso del Concello a las subvenciones de la Administración, según dijo Alfredo García al iniciar la seión. Atribuyó el retraso del pago de facturas a "un error de funcionamiento", propiciado por la jubilación de un funcionario.

Enrique Pérez defendió las tesis populares y se quejó de la falta de información sobre los intereses de demora. "Es muy grave no conocer esa cantidad". Además, criticó que, en los últimos meses, el equipo de gobierno socialista no convocase comisiones informativas para debatir los asuntos que lleva al pleno. "Todo viene en mociones de urgencia. Antes, la Comisión de Hacienda se reunía previamente al pleno, pero hace meses que no lo hace. No se cumple el calendario de ninguna comisión bimensual", subrayó.

A su vez, el representante de Riada Cidadá (RC), Félix García Yáñez, se quejó del tiempo transcurrido desde que la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil realizó la reclamación (20 de diciembre de 2018) hasta el pleno. "Cinco meses para sacar adiante unha factura, que chega en periodo electoral. En febreiro debería estar tramitada, como moi tarde", dijo. Seguidamente, se quejó: "Falta que funcione a administración, falta persoal. Hai que convocar unha oferta de emprego para cubrir as prazas vacantes".

"Los asuntos de urgencia no pueden pasar por comisión. Se trata de un documento que se traspapeló. Si estuviese en febrero, cuando se aprobó el pago de todas las facturas de 2018, hubiera ido al pleno ese día", afirmó Alfredo García. También señaló que, a su vez, la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil adeuda 36.000 euros al Concello desde 2015. "Podría haberse compensado la deuda", dijo.

Los asistentes al pleno de este lunes coincidieron en la necesidad de saldar la deuda, pero no todos se posicionaron igual en las votaciones. Los cuatro concejales del PP asistentes (excusaron su ausencia el portavoz durante la última legislatura, Arsenio Moldes Gómez, y la candidata del 26-M, Sabina Aguado García) votaron en contra de la urgencia, absteniéndose en la votación del pago de la deuda. A su vez, el representante de Riada Cidadá votó con los 10 socialistas a favor de la celebración del pleno y del abono de las facturas.