ECOAGRO

La plaga de la avispilla del castaño entra en retroceso en Valdeorras

Castaños de un soto, en el término municipal de O Barco.
photo_camera Castaños de un soto, en el término municipal de O Barco.
Las sueltas de su insecto depredador, el Torymus, se traducen en una contención del parásito

La presencia de la avispilla del castaño (Dryokosmus Kuriphilus) en la comarca parece haberse reducido considerablemente. Cualquiera que visite uno de los sotos de O Barco, difícilmente podrá encontrar hojas con los bulbos que los infestaron otros años. “Está claramente en retroceso. Algunha hai, pero non se ve tanta. O Torymus a está controlando”, comentó Xesús Quintá, presidente de la Indicación Xeográfica Protexida Castaña de Galicia. “Es efecto del Torymus”, corroboró el valdeorrés Juan Fernández, presidente de la Asociación de Produtores e Exportadores de Produtos Agrosilvestres de Galicia (Proagrosilga).

Las últimas lluvias beneficiaron a unos castaños que están en fase de floración, lo que lleva un cierto optimismo a un sector cuya producción cayó de forma importante en los últimos tres años. “Parece que la cosa va bien”, comentó Juan Fernández. En todo caso, recordó que la campaña anterior ofrecía unas perspectivas similares que cayeron en septiembre, con la aparición de un hongo. “Ahora el problema es la calidad y cantidad del fruto”. “O tempo de momento está ben. Hai bastante humidade para a floración”, dijo Quintá, quien también aludió a la nueva amenaza: “O problema é o fungo”.

Te puede interesar