Valdeorras

Plan de Manzaneda para proteger el casco histórico

Valdeorras

Plan de Manzaneda para proteger el casco histórico

La apuesta del equipo de gobierno de Manzaneda por la conservación del patrimonio no es nueva. Hace más de un lustro solicitó la ayuda de la Xunta para redactar un plan especial de reforma interior (PERI) del casco histórico, recibiendo 70.000 euros, según explicó el alcalde, David Rodríguez Estévez, de Anova.

La inversión comenzó a dar sus frutos y los vecinos tienen dos meses para comprobar el estudio redactado y formular aquellas alegaciones que estimen pertinentes. Antes, fue el pleno de la Corporación municipal el que otorgó su visto bueno al trabajo.

Hubo una primera fase, que estuvo centrada en la redacción del PERI, un documento que incluye las directrices que deberán seguir los vecinos al acometer cualquier obra en el casco histórico. Según explicó el alcalde, una vez resueltas las posibles alegaciones, solo restará la elaboración de la memoria económica y la aprobación definitiva. David Rodríguez calculó en torno a dos años, el tiempo que deberá transcurrir para su aplicación.

"A partir de ese momento, deberase construir de forma responsable. O PERI marcas as directrices da construcción", explicó el alcalde. A modo de ejemplo, explicó que el plan incide especialmente en el uso de la piedra labrada y la teja en las construcciones. Su aplicación supondrá algún trastorno a quienes viven en las casas que rodea la muralla, unas molestias que estarán compensadas con subvenciones.

El aprovechamiento de los recursos turísticos que posee Manzaneda y el cuidado del patrimonio son los dos objetivos que persigue eta actuación. En este sentido apunta la solicitud de ayuda a la Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza para consolidar 100 metros de la muralla del siglo XII, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), en 1949.

Más en Valdeorras