La Región

VALDEORRAS

Reabierta la excavación en los chozos de los maquis

El fruto de la primera fase del trabajo en Casaio ya está en el Arqueológico

Exposición de los objetos recuperados de los chozos, en Casaio (Carballeda).
Exposición de los objetos recuperados de los chozos, en Casaio (Carballeda).
Reabierta la excavación en los chozos de los maquis

Los objetos recogidos en la excavación de los chozos que utilizó la guerrilla antifranquista en los montes de Casaio (Carballeda de Valdeorras) ya están en poder del Museo Arqueológico Provincial. Su entrega fue confirmada ayer por Carlos Tejerizo, arqueólogo del colectivo Sputnik Labrego, quien mostró su deseo de que puedan regresar a la localidad valdeorresa para ser expuestos en un museo.

El objetivo de la investigación es reconstruir la vida diaria de los guerrilleiros que se echaron a estos montes tras el golpe de estado de 1936. Entre los objetos recogidos el año pasado de los chozos sobresalen un bote de crema Nievina, que indica la presencia de mujeres; una mina de lápiz, usados por los "fuxidos" usaban para escribir cartas; suelas de zapato o un saco de dormir. Además, la investigación recuperó gran cantidad de munición, procedente de ocho fábricas, algunas ubicadas en el extranjero: Checoslovaquia, Alemania, México, Grecia y Holanda.

Todos estos objetos fueron recuperados en las excavaciones que en 2018 inició un equipo del Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con la colaboración de la Comunidad de Montes de Man Común de Casaio-Lardeira.

En los últimos meses, los investigadores trabajaron en 3 de los 24 chozos de piedra que construyó el maquis y que fueron localizados en los montes próximos a Casaio. Hoy, el equipo regresa a Carballeda para acometer el estudio de otros 7, un trabajo al que se dedicarán durante las próximas dos semanas. Las excavaciones se van a centrar en los lugares por los que se movió la guerrilla en su etapa inicial, a finales de la década de 1930, y en su etapa final, en julio de 1946.

La investigación de los montes de Casaio despertó interés en el exterior, como demuestra la incorporación al equipo de  dos investigadores llegados desde Canadá y Portugal. El grupo lo forma una docena de estudiosos, en su mayoría gallegos, pero también con presencia cordobesa.


Presentación de las pinturas rupestres de Casaio en O Barco


El regreso del equipo de investigación del Incipit será aprovechado para presentar en O Barco de Valdeorras las pinturas rupestres de ídolos oculados localizadas en Pala de Cabras a principios de año por los investigadores de Sputnik Galego y Estela Arqueoloxía e Patrimonio SL, con la colaboración de los vecinos de Casaio. El acto organizado por el Instituto de Estudios Valdeorreses (IEV) fue fijado para las 20,00 horas del 18 de junio y se desarrollará en el salón de actos del Edificio Multiusos barquense. Bajo el título "Las pinturas rupestres de Casaio. Un descubrimiento excepcional", intervendrán Francisco Alonso (Estela Arqueoloxía), Manuel Santos-Estévez (Universidade de Minho) y Carlos Tejerizo (Incipit). La presentación correrá por cuenta de José Fernández, presidente de la sección de arqueología del Instituto de Estudios.