Valdeorras

Renfe dejó caer los vagones al Sil sin tener autorización

Valdeorras

Investigación

Renfe dejó caer los vagones al Sil sin tener autorización

<p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p>
La Hidrográfica fue conocedora de la pretensión de lanzar los convoyes al cauce, pero informó de que no lo autorizaba

El Gobierno confirmó en una nueva respuesta escrita a petición de PP que la investigación sobre la caída de dos vagones al río Sil en Carballeda de Valdeorras demuestra que Renfe desoyó la negativa de la Confederación Hidrográfica a arrojarlos al cauce tras haber descarrilado.

Aunque en estos momentos está en tramitación un expediente sancionador instruido por la Xunta de Galicia, la investigación  de los hechos que acaba de ampliar el Gobierno relata que el domingo 2 de agosto la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) recibió una llamada del 112 Galicia, dando aviso de que el descarrilamiento de un tren en Sobradelo (Carballeda) días atrás había provocado que dos vagones estaban en peligro de precipitarse al Sil.

Dada la dificultad para recuperarlos y, aludiendo a cuestiones de seguridad para sus trabajadores, Renfe pidió al 111 que se dejaran caer al cauce del Sil para, posteriormente, recuperarlos. Asimismo, Renfe solicitó el desplazamiento de un técnico de la CHMS  para valorar la situación y autorizar que los vagones se arrojase al río. 

Tras diversas comunicaciones internas en el organismo de cuenca, ese mismo día, a las 13,22 horas, el operador de guardia del Centro de Control de Cuenca informó a Renfe de que "sin las oportunas medidas medioambientales y justificación de no existir otra opción posible, no era posible autorizar el lanzamiento de los vagones al Sil", por lo que se envió  personal del organismo a la zona.

Aclaraciones

El Gobierno aclara que "aunque la CHMS fue conocedora de la pretensión de lanzar los vagones al cauce, informó a Renfe de que no autorizaba dicha actuación". La propia Hidrográfica incoó un expediente sancionador que, tras se tramitado, podría dar lugar a una sanción administrativa. En todo caso, adelantan que los daños al dominio público hidráulico "ya se encuentran reparados", una vez retirados los vagones.