La Región

LA VISITA GUIADA AL ESCENARIO DE 'SEMPRE XONXA' REVELA EL ABANDONO QUE PADECE EL PUEBLO

Santoalla, la aldea de cine se desmorona

La visita guiada a Santoalla (Petín), que organizó una de las dos familias que la habitan, mostró una imagen desoladora de la aldea donde se rodó “Sempre Xonxa”. Sus casas se caen y las calles se llenan de cascotes y de maleza.
Santoalla, la aldea de cine se desmorona
Chano Piñeiro estrenó en 1989 el primer largometraje gallego, realizado en 35 milímetros. Ahora, cuando transcurrieron algo más de 20 años, el director fallecido tendría muy difícil volver a rodar en Santoalla do Monte (Petín). La aldea es, hoy en día, un montón de ruinas, del que apenas se salvan las casas de las dos familias que viven en ella.

“Cuando salgo de casa, estoy en peligro de muerte cada dos metros”, comenta el holandés Martin Verfondern, que organizó la visita guiada para mostrar el grado de deterioro del pueblo. Vive en el fondo de la aldea y para acceder a ella hay que recorrer una estrecha calle en cuesta, sobre cuyo piso pueden verse los cascotes y las losas procedentes de los muros y de las cubiertas de las casas. “Caen piedras, pizarras, muros”, comenta este vecino. A continuación, señalando la grieta de una pared, afirma que “aumentó cinco centímetros en dos semanas”.

Hace una década, Martin Verfondern desembarcaba en Santoalla, después de recorrer Galicia y Norte de Portugal durante cinco meses. En la aldea petinesa “estaba todo bien”, según recuerda ahora. Pero el deterioro del pueblo avanza a pasos agigantados. “Cada mes se derrumba algo en la aldea”, añade.

El abandono también se refleja en la vegetación que invade hasta el último rincón. Incluso el lavadero, construido para “Sempre Xonxa” imitando las construcciones tradicionales, está cubierto de ramas. “Estoy siempre cortando silvas y árboles, pero no tengo tiempo ni ganas para seguir”, dice el holandés. A sus 51 años, añade que “quiero algo de pavimento para mi jubilación”.

Finalizó su visita guiada por el pueblo, reclamando servicios “básicos” y quejándose de que el alcalde, el socialista Miguel Bautista, no se decide a atender sus peticiones.



“Aldea Galega”: un proyecto frustrado


Hace casi tres años, en mayo del 2006, el alcalde de Petín entregaba a Vicepresidencia de la Xunta un proyecto para recuperar la aldea de Santoalla do Monte. Los planes de Miguel Bautista eran comprar las 60 casas y “palleiras” del núcleo para revenderlas a precio de costo a los posibles interesados en establecerse en la aldea.

Para posibilitar este proyecto se crearía una fundación de interés gallego, a la que incluso se le dio nombre: “Aldea Galega”. La memoria elaborada estimó el coste del proyecto en 1,58 millones de euros. Tres años después, el alcalde aún aguarda por la respuesta de Vicepresidencia.