Valdeorras

El santuario de As Ermidas solo abrirá para misas

Valdeorras

IGLESIA

El santuario de As Ermidas solo abrirá para misas

Una pareja de visitantes, Víctor y Anabel, se tuvo que conformar con las fotos exteriores.
photo_camera Una pareja de visitantes, Víctor y Anabel, se tuvo que conformar con las fotos exteriores.
Los muchos visitantes que acuden para conocerlo deben conformarse con la fachada

La crisis sanitaria del covid-19 cerró el santuario de As Ermidas, en O Bolo, a los visitantes. Desde su reciente reapertura, solo admite celebraciones religiosas y misas. El resto del tiempo permanece cerrado, con el consiguiente disgusto de los turistas.

Una pareja de visitantes fotografiaba ayer la fachada construida entre los siglos XVII y XVIII. Inmediatamente, se retiraron para contemplar el cauce del río Bibei. Esta misma imagen se lleva viendo desde el inicio de la desescalada. "Sigue viniendo mucha gente, pero hacen las fotos fuera", comentó ayer el sacerdote del santuario José Antonio Crespo Franco.

En As Ermidas no abrirán hasta recibir el permiso correspondiente. "Desde el Concello de O Bolo nos pidieron prudencia", explicó el sacerdote. El temor al virus está detrás de este llamamiento, una preocupación que José Antonio Crespo comparte, pues él mismo sufrió la infección. El suyo fue el único caso registrado en O Bolo.

Los síntomas no fueron graves, "apenas algún cansancio y, a pesar de que ya lo padecí, no tengo anticuerpos", explicó. El paciente 0 de As Ermidas llegó desde Ourense. El virus lo introdujo un joven con problemas que enviaron a este refugio para desfavorecidos, de la Diócesis de Astorga. Después de pasar un mes de confinamiento, el sacerdote comentó ayer que lo deberían haber sometido a los test antes de llevárselo.

José Antonio Crespo considera que hay que tener "mucha prudencia. No solo es que lo tengas tú, sino que lo contagies a otros", explicó.

A las medidas de prevención para evitar contagios del virus se les suma otro motivo para mantener cerrado el templo de la patrona de la zona gallega de la Diócesis. La Consellería de Cultura e Turismo ultima los trámites previos al comienzo de la reforma del "cabildo" de acceso al templo, presupuestadas inicialmente en 84.000 euros. Los trabajos incluyen la renovación de la cubierta y la estructura de madera, así como la mejora de las columnas de granito y la recuperación de las ventas, que devolverán su imagen inicial.