La Región

TRIVES

Los triveses vuelven a oír las campanadas del reloj de la villa

Un relojero trivés afincado en Barcelona, Pedro Pérez, facilitó las gestiones con la casa Seiko

Torre do Reloxo, en Trives.
Torre do Reloxo, en Trives.
Los triveses vuelven a oír las campanadas del reloj de la villa

Los vecinos de A Pobra de Trives vuelven a escuchar las campanadas del reloj de la céntrica plaza a la que da nombre: la Praza do Reloxo. La casa Seiko, que lo fabricó para ser montado en la torre del centro de la villa, envió un técnico desde Barcelona para repararlo. Curiosamente, este relojero fue uno de los que lo colocaron, allá por el año 1996.

El arreglo del reloj fue acometido después de que este llevase días parado, debido a que la avería llevó a los responsables municipales a apagarlo, según explicó el alcalde en funciones, Domingo Diéguez González. El silencio del aparato motivó ciertas quejas vecinales, transmitidas por la oposición municipal.

Domingo Diéguez explicó que un rayo podría haber sido la causa del mal funcionamiento, pues habría afectado a las baterías, según expusieron los técnicos. Para su arreglo, el Concello envió fotos de las piezas a la casa, lo que permitió determinar cuáles estaban averiadas.

En todas estas gestiones, el Concello recibió la ayuda de un trivés, propietario de una relojería en Barcelona, Pedro Pérez. Él facilitó las gestiones ante la casa Seiko, que resolvió la avería sin ningún coste para las arcas municipales. Si bien, falta por reponer una pieza, esta es secundaria y no afecta a su funcionamiento, por lo que será montada más adelante.