Valdeorras

La turbidez desaparece del río Sil después de cinco días

Valdeorras

CONCELLO

La turbidez desaparece del río Sil después de cinco días

La Praia do Malecón, en O Barco, recuperó bañistas en la jornada de ayer.
photo_cameraLa Praia do Malecón, en O Barco, recuperó bañistas en la jornada de ayer.
La Confederación Hidrográfica atribuye la causa a arrastres de las tormentas de La Cabrera leonesa

Las aguas del Sil recuperan paulatinamente el aspecto que ofrecían antes de las tormentas del 24 de junio, si bien, cinco días después aún podía apreciarse el color de los áridos arrastrados a su paso por la villa barquense. La tonalidad marrón del río fue atribuida inicialmente por la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil al temporal que en esa fecha asoló cultivos, e incluso dos tramos de la carretera que comunica Puente de  Domingo Flórez con La Baña, en La Cabrera leonesa. "La turbidez puede proceder del río Cabrera", afirmaron los técnicos que, inmediatamente, confirmaban que "en esta zona la tormenta arrasó, con carreteras cortadas y destrozos sobre los ríos. El inicio de los arrastres podría estar en este cauce".

Esta posibilidad fue corroborada por fuentes próximas a Iberdrola, que indicaron que la turbidez ya era palpable a la altura de Puente de Domingo Flórez, donde desemboca el citado río Cabrera, cuyo cauce parte en dos la vecina comarca leonesa.

Los técnicos de Confederación Hidrográfica también indicaron que, algo más arriba de Pumares (Carballeda de Valdeorras) está el embalse leonés de Peñarrubia, muy sedimentado y que la lluvia torrencial de la tormenta también pudo arrastrar los sedimentos.

En este organismo explicaron que el color arcilloso del agua es consecuencia de que las arcillas depositadas no están consolidadas y se mueven con facilidad cuando el caudal del río aumenta.

Ayer, la turbidez aún fue palpable en las augas del Sil, lo que no impidió que los amantes del río acudiesen a la Praia Fluvial del Malecón a tomar el sol y bañarse.