Valdeorras

Vecinos del Castro critican la lentitud de la obra en la villa

Valdeorras

Obras

Vecinos del Castro critican la lentitud de la obra en la villa

Varias calles del pueblo llevan semanas levantadas y con agujeros en el entorno de la torre medieval.
photo_camera Varias calles del pueblo llevan semanas levantadas y con agujeros en el entorno de la torre medieval.
La renovación de infraestructuras del entorno del BIC comenzó en febrero y todavía continúa

La paciencia de los vecinos de O Castro (O Barco de Valdeorras) comienza a agotarse. El pasado mes de febrero, el pueblo recibía con satisfacción el inicio de los trabajos de renovación de las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento, así como la colocación de conducciones para enterrar el cableado. Nueve meses después, los habitantes aún siguen sorteando los agujeros abiertos en las calles incluidas en el proyecto, así como las numerosas irregularidades del terreno.

"Los empleados de la empresa comienzan a trabajar, están un tiempo y después se marchan, tardando días en volver", comentaron fuentes vecinales, que mostraron su enfado y preocupación ante la lentitud de los trabajos. "Hay agujeros y un día puede ocurrir un accidente", añadieron.

Esta situación fue confirmada por el alcalde, Alfredo García Rodríguez. "Es verdad que la obra se prolonga más de la cuenta", dijo ayer. Afirmó que esta situación ya fue puesta en conocimiento de la empresa que realiza los trabajos, donde le aseveraron que "faltan cinco días de trabajo para rematar la obra y garantizaron que en el transcurso de la semana próxima terminarán".

El proyecto denominado "Ejecución de servicios en el entorno del BIC de la torre de O Castro" fue adjudicado por el Concello barquense en 73.236 euros y forma parte de los planes de mejora diseñados para el entorno de los restos de una fortaleza que, construida en tres etapas -siglos XIV, XV y XVIII-, fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1970.

Los planes municipales para la villa del Castro incluyen la rehabilitación de la torre con subvenciones del Gobierno central. Estas ayudas no contemplan los servicios, por lo que hubieron de asumir la ejecución del proyecto las arcas municipales.

En referencia a la rehabilitación de los restos, fue ejecutada una primera fase de la torre medieval en 2013. Supuso una inversión de 509.891 euros, que subvencionó el entonces Ministerio de Fomento, que la incluyó entre las partidas del 1,5 % cultural. El Concello aguarda que la confirmación de la subvención para continuar los trabajos llegue en los próximos días.

Con este objetivo, los técnicos de O Barco entregaron una memoria en el ahora denominado Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, confiando en su inclusión en la próxima partida destinada a la mejora del patrimonio cultural. La continuación del proyecto fue estimada en 345.263 euros.