Valdeorras

El vendaval arranca parte del tejado de la Casa da Cultura en Viana do Bolo

Valdeorras

Sucesos

El vendaval arranca parte del tejado de la Casa da Cultura en Viana do Bolo

El viento levantó parte de la cubierta de la Casa da Cultura, en Viana.
photo_camera El viento levantó parte de la cubierta de la Casa da Cultura, en Viana.
El fuerte viente también se dejó sentir en Larouco, donde provocó la caída de un árbol que cortó la luz durante horas

Un temporal que se presentó de imprevisto y que duró menos de 15 minutos provocó importantes desperfectos en el oriente provincial. En Viana do Bolo eran casi las 20,30 horas del viernes cuando el viento levantó una parte de la doble cubierta de la Casa da Cultura. Lo anunció este sábado el alcalde, Abelardo Carballo Alonso, después de trabajar durante toda la noche para intentar evitar que el agua cayese en el interior del edificio. Los esfuerzos del personal del Concello y de un grupo de vecinos consiguieron que las instalaciones quedasen cubiertas de forma provisional.

La velocidad del viento cuando comenzó todo, 55 kilómetros por hora, según MeteoGalicia, no parece excesiva, una circunstancia que no impidió que estos no fuesen los únicos daños ocasionados por un temporal  que azotó concentrándose en ciertos puntos del Concello. Esta circunstancia permitió que los vecinos comentasen la posibilidad de estar ante un pequeño tornado.

El aire también derribó chimeneas y canalones de varias casas, además de árboles. Uno de ellos cayó sobre la carretera de Santo Agostiño, vial que permaneció cerrado al tráfico durante los 15 minutos que llevó su retirada. "Afortunadamente, non houbo danos personais", apuntó el regidor vianés.

En Larouco todo el Concello quedó a oscuras, al igual que sucedió con los vecinos de Portela y Freixido, pertenecientes a Petín. La caída de un árbol sobre la línea que lleva el suministro eléctrico a los pueblos provocó un apagón que se prolongó entre las 20,30 y las 12,40 horas, según apuntó la alcaldesa, Patricia Lamela Rodríguez. La regidora comentó que la amenaza de una fuerte tromba de agua se quedó en un temporal que apenas duró unos minutos, correspondiendo las casi cuatro horas que la población estuvo sin luz a la duración de los trabajos de reparación de la avería.

En Manzaneda y A Pobra de Trives, el temporal pasó sin causar daños, aunque en  el concello trivés afirmaron que se presentó acompañado por una granizada.

Tampoco fueron importantes los daños ocasionados en las casas de Vilariño de Conso, aunque aquí sí son considerables los derivados de los incendios forestales del pasado mes de septiembre. La alcaldesa Melisa Macía Domínguez lamentaba este sábado la erosión y atranques provocados por los materiales procedentes de los montes quemados.

Los daños causados en las zonas que fueron pasto de las llamas tardarán muchos años en ser recuperados. Esta circunstancia fue apuntada este sábado por el presidente de la Sociedade Galega de Historia Natural. Serafín González Prieto explicó que "a terra é a base de tódolos ecosistemas terrestres". Los principales perjuicios ocasionados por la erosión del terreno provocada por la lluvia y el viento son de dos tipos. En primer lugar, están los efectos que la tierra provoca en los embalses, fundamentalmente turbidez, cambio de ph del agua y la posibilidad de que los arrastres contengan elementos tóxicos.

Otro aspecto negativo es la pérdida de fertilidad del terreno. "Son elementos nutritivos e pode haber perda de espesor na capa de terra fértil", apuntó Serafín González.

El presidente de la SGHN explicó que "para recuperar un centímetro de espesor da terra fan falta entre 100 e 200 anos. Non é recuperable a escala humana". Serafín González comentó que, partiendo de la base de que los montes no vuelvan a arder, estos montes se enfrentan a una espiral de empobrecimiento del suelo.