Valdeorras

Vilamartín y A Rúa discrepan a causa del Camiño de Inverno

Valdeorras

Vilamartín y A Rúa discrepan a causa del Camiño de Inverno

Final de la senda acondicionada por Vilamartín e inicio del tramo peligroso, ya en el Concello de A Rúa.
photo_cameraFinal de la senda acondicionada por Vilamartín e inicio del tramo peligroso, ya en el Concello de A Rúa.
Sus alcaldes defienden dos trazados distintos para un tramo de la ruta peligroso para el peregrino

El Concello de Chantada acogerá, el 20 de septiembre, la próxima asamblea de la Asociación de Concellos del Camiño de Inverno, una cita en la que el alcalde vilamartinés pondrá sobre la mesa la necesidad de resolver el peligro que corren los peregrinos en un tramo de 500 metros de la carretera OU-603. Lo indicó ayer el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, horas después de asistir a la reunión que la junta directiva, a la que pertenece, mantuvo en Ponferrada, que podría continuar dirigiendo la asociación otros dos años.

"Os técnicos marcaron a ruta por onde está a estrada e así o fixen", explicó el alcalde socialista de Vilamartín, Enrique Álvarez Barreiro, refiriéndose a la senda que acondicionó el Concello a un lado de la OU-603, en el tramo vilamartinés de la misma. Recordó la existencia de un proyecto, presentado hace un par de años en la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, presupuestado en más de 400.000 euros. "Non fixeron nada. Nós fixemos os deberes e A Rúa non. Eu non vou cambiar nada", dijo el regidor, remitiéndose una y otra vez al informe de los entendidos. Añadió que la única posibilidad es que "os técnicos veñan e digan que estaban equivocados".

Enrique Álvarez: "Os técnicos marcaron a ruta por onde está a estrada e así o fixen. Nós fixemos os deberes e a rúa non"

El regidor del PP rues, Álvaro Fernández López, defendió, a su vez, evitar el tramo peligroso desviando a los peregrinos por una senda, en parte ya existente, que arrancaría a la derecha de la OU-603. El desvío fue ubicado en el paso inferior de la N-120, en San Miguel de Outeiro, y su trazado discurre por los terrenos situados a la derecha de la calzada de la citada infraestructura. La salida está programada para la entrada de la villa ruesa, por el paraje de Pedrazais.

El alcalde de A Rúa afirmó que esta opción supondría una inversión muy reducida y elimina el riesgo del tramo peligroso. Álvaro Fernández consideró que es la alternativa "más segura, más cómoda, con más sombra y con vistas impresionantes de A Rúa y Vilamartín". Añadió que, además, apenas afecta a cuatro fincas y que ofrece la posibilidad de dar a conocer el petroglifo de Pedrazais.