Valdeorras

Vilamartín urge un todoterreno para atender incendios

Valdeorras

VALDEORRAS

Vilamartín urge un todoterreno para atender incendios

Motobomba de Vilamartín cargando agua para intervenir en Valencia do Sil.
photo_camera Motobomba de Vilamartín cargando agua para intervenir en Valencia do Sil.

El pequeño incendio forestal que la noche del martes afectó a apenas 200 metros de monte, próximos al acceso a Valencia do Sil, hizo sonar la voz de alarma en Vilamartín de Valdeorras. El Concello dispone de un grupo de voluntarios de Protección Civil que integra a una veintena de personas y también posee un vehículo motobomba, pero carece de todoterreno y, sobre todo, de preparación y cobertura legal para intervenir en caso de incendio.

La alerta la dio el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro. "Non temos encomendado apagar lumes, só avisar se hai perigo. Non estamos cubertos, e que facemos? Deixamos arder? Teñen que axudarnos para que podamos intervir", apuntó el regidor.

El fuego de Valencia do Sil se quedó en apenas un conato, algo que desconocía el Distrito Forestal XIII cuando pidió ayuda a los voluntarios de Vilamartín. Las brigadas estaban volcadas en la extinción del fuego provocado en dos puntos de Santigoso (O Barco de Valdeorras), que acabó arrasando 121 hectáreas, según las estimaciones de la Consellería do Medio Rural. Cuando Protección Civil llegó a Valencia do Sil, las llamas ya habían sido extinguidas y su labor se limitó a refrescar el terreno quemado. "Alguén terá que regulalo e dar algunha cobertura. Tiña que estar regulado para que calquera poidese botar unha man", dijo el alcalde, Enrique Álvarez.

Otra reivindicación del regidor vilamartinés gira en torno a los medios de transporte que tienen a su disposición los voluntarios de Protección Civil. Estos deben recurrir a sus vehículos particulares para desplazarse hasta los lugares adonde son reclamados, incluso a otros concellos.

La Agrupación de Protección Civil de Vilamartín de Valdeorras fue creada hace ocho años y, desde el primer momento, el Concello reclamó un vehículo para que los voluntarios puedan desplazarse. Sin embargo, la Administración autonómica hizo oídos sordos a su petición. El alcalde socialista, Enrique Álvarez, encuentra una motivación política en esta negativa: "A outros concellos, onde Protección Civil foi creada fai só dous anos xa lles concederon un coche!".

El único medio de transporte que posee este grupo de voluntarios es la motobomba que, a pesar de sus años, funciona perfectamente.