ENTROIDO 2019

El vistoso desfile barquense plantó cara al mal tiempo

Cientos de personas se echaron a la calle para presenciar el paso de las veintidós comparsas que llevaron su colorido al centro de la villa

La música y los bailes no faltaron en el día grande del Entroido barquense.
La música y los bailes no faltaron en el día grande del Entroido barquense.
El vistoso desfile barquense plantó cara al mal tiempo

Las comparsas vencieron a la lluvia en O Barco. Las gotas que cayeron en distintos momentos del desfile de Entroido no fueron suficientes para derrotar las ganas de fiesta de los participantes. Puntual, la comitiva partió bajo la vigilancia de la Policía Local y los voluntarios de Protección Civil de O Barco y O Bolo, siguiendo el trayecto habitual, entre la avenida Conde de Fenosa y la praza Maior.

La Concejalía de Cultura e Educación contabilizó 22 comparsas inscritas. ¿Las vestimentas? Hubo un poco de todo..., desde el conjunto de motoristas que seguía las indicaciones de un agente hasta el lobo disfrazado de la abuela de Caperucita Roja, esperándola en la cama para zampársela. También desfilaron hippies, indígenas, andaluces e incluso Sancho Panza, con su Don Quijote y sus molinos de viento.

Fueron numerosos los barquenses que desafiaron los tormentosos presagios que amenazaban con descargar un fuerte temporal de agua y viento para no perderse detalle del desfile desde las aceras de la travesía barquense.

La música no faltó. Aunque el baile tuvo como escenario la praza Maior. Aquí, los integrantes de las comparsas se mezclaron con quienes se disfrazaron por su cuenta y con quienes prefirieron no vestirse con atavíos extraños para bailar y divertirse.