Verano

"He nacido en Alemania pero mis padres nunca dejaron de hablarme En lengua gallega"

Verano

ourensanos por el mundo

"He nacido en Alemania pero mis padres nunca dejaron de hablarme En lengua gallega"

Noema González Borrajo.
photo_cameraNoema González Borrajo.
Noema nació, se crió y estudió en Alemania, pero cada año regresa a Vilaza para disfrutar de la tranquilidad de esa tierra

Noema nació, se crió y estudió en Alemania, pero su familia reside en Vilaza de Monterrei, a donde regresa año tras año para disfrutar de la tranquilidad de esa tierra y de los amigos que mantiene allí desde que era una niña. 

¿Qué llevó a sus padres a dejar Vilaza y emprender una nueva vida en Alemania?

Se marcharon para trabajar. Fue en la época en la que buscaban personal de fuera del país. Ellos se conocieron en Alemania a pesar de que mi padre era de Videferre y mi madre de Vilaza. En Galicia estaban muy cerca y que se encontraran allí fue toda una casualidad. 

¿Con qué frecuencia vuelven a Galicia?

Venimos todos los años. Yo los veranos los he pasado en Vilaza, incluso ahora que trabajo. Las fiestas del pueblo no me las pierdo. 

¿Qué recuerdos tiene de su infancia en Vilaza?

Muchos momentos con las amistades. Sigo manteniendo la relación con todos los amigos que hice desde pequeña, y con los que jugaba. Nos juntamos todos los meses de agosto y pienso que hemos hecho una gran piña. Yo he nacido en Alemania, pero me siento muy española y muy gallega. Mis padres nunca dejaron de hablarme en gallego. Tengo un vínculo muy fuerte con Galicia y con Vilaza. 

Ya hay segundas y terceras generaciones de gente que emigró de los pueblos, ¿cree que existe el riesgo de que esas personas ya no regresen al pueblo como usted?

Sí que creo que hay cierto riesgo, pero mientras estén la familia y los amigos siempre habrá motivo para volver. El día que ya no estén, pues esa tradición ya no existirá.

¿Qué es con lo que más disfruta en Vilaza?

De los paseos y del sentimiento de libertad. También noto que el estrés no existe en Vilaza (ríe). La gente disfruta realmente, por ejemplo, tomándose algo en el bar, y es algo que en Alemania, por lo menos entre semana, no existe. Me gusta mucho la naturaleza. 

Y de Alemania, ¿qué es lo que más le gusta?

Que todo el mundo tiene posibilidades para crecer laboralmente.

Más en Verano