Verano

Los hórreos: huella del rural, paisajes de récord

Verano

OURENSE DE 5 EN 5

Los hórreos: huella del rural, paisajes de récord

Canizo, cabazo, canastro, espigueiro… Los hórreos son emblema de la arquitectura rural gallega, y sus apelativos son tan diferentes como sus hechuras a lo largo de nuestra geografía. 
No hay dos iguales, y Ourense esconde los ejemplares más bonitos de la península

Guardaban las cosechas de maíz en los inviernos más largos, escapando de la humedad y los roedores. Hoy, se funden con el paisaje dejando a los menos conocedores de estas construcciones con la boca abierta.

Canastros de A merca>A Merca, de récord

En Terras de Celanova, este municipio conserva la mayor concentración de canastros de Galicia y una de las más importantes de Europa. En total, 34 hórreos representando la riqueza agrícola de esta zona. Piedra, madera y teja, de principios del siglo XX y rehabilitada en los años setenta. La orientación del núcleo etnográfico es casi idéntica. Para admirar.

>Avión, tercer núcleo

En 1843, Pascual Madoz destacó en su enciclopedia la agricultura del maíz y el centeno en las parroquias de Avión, Abelenda y Amiudal. De ahí, la necesidad de construir hórreos que salvaguardasen las cosechas. Hay más de 700, según la web del concello de Avión, aunque actualmente sólo un 20% en buen estado. La parroquia de Santa Baia de Barroso alberga gran parte de este patrimonio rural con 29 ejemplares, siendo el tercer núcleo más grande de la península, después de A Merca y Lindoso (Portugal). En el entorno de los hórreos se encuentra la tradicional explanada de piedra empleada para la “maia”.

>Quins, histórico

Para llegar al conjunto de canastros, es necesario atravesar siglos de historia. La parroquia de Santa María de Quins, en Melón, ofrece una ruta por el ayer que no deja indiferente al viajero: una iglesia del siglo XVIII, una fuente-lavadero, casas con siglos de historia y al final del camino: 24 hórreos custodiados por tres cruceiros que simulan el Monte del Calvario. Y todo, desde lo alto del pueblo.

>Cabaceiros de Mugares

Es una de las ocho parroquias que conforman Toén y el atractivo de sus “cabaceiros”, como prefieren llamar sus vecinos a los hórreos, merece una visita. Su encanto reside en las pequeñas dimensiones de la construcción, que nada tienen que ver con conjuntos como el de A Merca. En la zona también hay un palomar y una iglesia del siglo XVI con pinturas de Banga.

horreomuimenta_result>Muimenta, presente

En esta parroquia de Carballeda de Avia se levantan hórreos pegados a las viviendas de los vecinos. Según la página de Turismo de la Xunta, son empleados para guardar el maíz. Siguen la estructura de los hórreos más clásicos: estructura sencilla, con base de piedra, cubierta de madera y tejado de teja. Son el ejemplo de tradición agrícola que ha perdurado hasta hoy. 

Comentarios