La Región

VERANO

La historia se pone al sol en Ourense

No todo en verano es gastronomía o festivales. Cada vez son más los concellos que optan por escoger un momento histórico relevante como motor de una celebración

Los vecinos de Boborás recrearon el pasado año en 1809 A Batalla entre gallegos y franceses.
Los vecinos de Boborás recrearon el pasado año en 1809 A Batalla entre gallegos y franceses.
La historia se pone al sol en Ourense

Cada vez son más las poblaciones que deciden festejar su pasado con fiestas que recrean la cultura de otros tiempos, con momentos importantes para su historia. Porque no todo en verano son paparotas.

1809 A Batalla

Boborás celebra el 13 y el 14 de julio, la recreación de la batalla de 1809 de las tropas del capitán Cachamuíña frente a las francesas de Napoleón. Con su tercera edición, se consolida en la provincia. Esta festividad permite conocer espacios como los Pazos de Arenteiro.

O ciclo do pan

Entre julio y agosto en Allariz se celebrará el tradicional Ciclo do Pan. Los vecinos de Queiroás da Igrexa que harán la siega, continuarán los de Torre de Seoane con la malla de trigo, para finalizar en Allariz con el molido del grano y el horneado del pan.

A Liorta

O Carballiño celebrará la feria medieval A Liorta del 19 al 21 de julio. La villa regresará a su pasado a través de combates y espectáculos teatrales, entre otras actividades.

O Esquecemento

El mayor campamento romano de Galicia preparará su asentamiento para los días 22, 23, 24 y 25 de agosto en Xinzo, junto al río Limia, conocido como el río del olvido y que da nombre a O Esquecemento. Las épocas históricas vuelven a la zona con la llegada de la expedición romana con las tropas al mando de Décimo Junio Bruto en el 137 a.C, al río Limia.

Festa da Istoria

Clásico del verano en la provincia. Los días 30 y 31 de agosto, Ribadavia volverá al medievo para recrear esa época de su historia con la 32ª edición de la Festa da Istoria. Decenas de actividades a lo largo de las dos jornadas de esta celebración, declarada de Interés Turístico Nacional, trasladarán a los visitantes a los tiempos pasados de la villa ourensana.