Verano

Llegan las fiestas del millar de comensales

Verano

OURENSE EN CINCO EN CINCO

Llegan las fiestas del millar de comensales

No hay "xantar popular" que se precie que no empiece con empanada y acabe con café en la provincia de Ourense

En Ourense podemos presumir de un agosto festivo en el que no se pasa hambre a precios populares. Las citas que vienen son más que una oportunidad para llenar el estómago. Todas superan el millar de comensales, exaltan los productos locales y están consolidadas en el calendario gastronómico.

>Empanada de Allariz
La villa alaricana acoge este evento desde 1971. Se celebra el tercer fin de semana de agosto en el Campo de Vilanova y su origen está vinculado a los emigrantes que en verano volvían a Allariz. Una vuelta a casa en forma de regalo gastronómico que ahora disfrutan miles de personas cada año. Con el río de Arnoia decorando el ambiente festivo, los puestos de venta de empanada preparan sus degustaciones variadas, con sello gallego. Siempre hay hueco para clásicos y modernos: hay bases de carne o atún pero también combinaciones más originales como el pulpo, las gambas o el congrio. 

>Codornices de Cortiñas
Castrelo de Miño se da un pequeño respiro tras sus 1.200 kilos de anguía, que durante tres días conquistan los estómagos en Barral. Después, llega el turno de las Codornices en Cortiñas. Llevan 15 años organizando esta cita en la que además de degustar de este manjar recién salido de la brasa, es posible admirar la procesión fluvial de San Roque en el Miño, una de las más singulares de la provincia, que coincide en fecha con la celebración de este santo. 

>Callos Limiaos
¿En agosto? Sí. El plato puede prestarse demasiado contundente para una época en la que apetecen comidas más ligeras, pero los miles de comensales que se juntan cada penúltimo domingo de agosto en Lobios no opinan lo mismo. Los Callos Limiaos triunfan y van por su edición número veinte. Para “quemar calorías”, llevan años celebrando la particular “carretada”, una competición deportiva que llama a la diversión.

>Lechón de Maceda
El segundo fin de semana de agosto, en el entorno del castillo de Maceda, tiene lugar la Fiesta Medieval y Gastronómica del Lechón. Van mucho más allá de la degustación de gastronomía local y se preparan para su vuelta al Medievo decorando las calles y las casas. Aunque no nos olvidemos del rey de la fiesta: el lechón, perfecto para degustar con un buen vino. 

>Pulpo de Carballiño
Cita imperdible en la villa del Arenteiro, donde hacen el mejor pulpo "á feira". Fiesta de Interés Turístico Nacional, dedica 15 días llenos de actividades para honrar al pulpo. En esta edición 55, los asistentes podrán disfrutar de conciertos y actividades deportivas por los barrios. Una de las citas favoritas: Tapa más grande del mundo.n