Verano

Manuel Couso Blanco: "Nos da mucha pena, al regresar, pasear por los caminos casi intransitables de tuxe"

Verano

Manuel Couso Blanco: "Nos da mucha pena, al regresar, pasear por los caminos casi intransitables de tuxe"

Manuel Couso
photo_cameraManuel Couso
Cambio la aldea de Tuxe por Madrid cuando cumplió los 18 años, pero sigue sintiendo morriña

Manuel Couso cambió la aldea bolesa de Tuxe por Madrid nada más cumplir 18 años. Desde entonces, vuelve todos los años, ocupando buena parte de su tiempo en limpiar y mejorar el aspecto de su pueblo natal.

¿Cuándo marchó de Tuxe?

Estuve en Tuxe hasta los 18 años y después emigré a Madrid. Primero estuve de obrero, después monté una empresa, una tintorería, y allí estuve hasta que me jubilé: el año pasado.

¿Regresa con frecuencia?

Vuelvo a este pueblo todos los años porque nací aquí, porque lo quiero y porque me da mucha energía. Cuando llego aquí me encuentro muchas cosas y me da mucha tristeza.

¿Por qué emigró?

Marché porque aquí, realmente, no había vida. Queríamos otras cosas y los que venían de fuera nos llamaban la atención, que venían bien vestidos y quisimos ver otra vida. Entonces, allí nos hemos quedado, en Madrid.

¿No veía futuro en O Bolo?

En O Bolo no, porque  era el campo. Te dedicabas a la ganadería, pues no había poco. Trabajabas con tus padres para comer, prácticamente. Llegó un momento que, cuando cumplimos los 18 años, nos fuimos fuera.

No fue el único que marchó.

Se fue casi todo el mundo. Unos por un lado y al final nos fuimos todos.

¿A qué se dedica en Tuxe?

A descansar un poco, a disfrutar del pueblo y a pasear. Nos da mucha pena pasar por los caminos, casi intransitables, pues hay muchas zarzas y mucha maleza. Nos da mucha pena, porque esto está muy abandonado.

¿Echa de menos Tuxe cuando está en Madrid?

Se echa muchísimo de menos. Yo vengo cada vez que puedo, pero mucho. Cada día pienso en el pueblo, lo recuerdo y me gusta muchísimo venir.

¿Echa de menos O Barco?

Extraño la libertad, el aire puro que se respira y los recuerdos de cuando era joven e iba con las vacas y corría por aquí y por allí, por todos los lados.