La Región

MÁS DEPORTE

"El yoga es para todos porque consiste en unir cerebro y cuerpo"

La celanovesa María del Carmen Pérez es monitora de yoga. Este domingo, día 21, ofrecerá una clase gratuita en la Alameda de Celanova, enmarcada en el Programa de promoción de la actividad física +Deporte La Región. La sesión se repetirá el domingo, día 28, en Allariz.

María del Carmen Pérez realiza una postura en la Plaza Mayor de Celanova.
María del Carmen Pérez realiza una postura en la Plaza Mayor de Celanova.
"El yoga es para todos porque consiste en unir cerebro y cuerpo"

¿Cómo fue su contacto con el yoga? 

A los 40 años empecé a tener dolores en las cervicales. Por ejemplo, planchaba una camisa, doblaba ropa o recogía algo y lloraba con el dolor. Estaba muy contracturada, tenía una bola de nuez en la segunda cervical y eso me tenía preocupada. A los médicos no quería ir porque les tengo mucha fobia desde niña. Por casualidad, vi que en Ourense daban clase de yoga y empecé a ir dos veces por semana. Al principio me costaba, pero había algo en mí que me empujaba. Poco a poco empecé a conectar con una realidad superior de mi cuerpo. El dolor, las ganas de vomitar, los vértigos... Empecé a ver los beneficios desde la primera clase. Algo empezaba a cambiar y aquello me empezó a conquistar de tal manera que decidí formarme como profesora. Aprendí que es una ciencia de salud que nos ayuda a disciplinarnos a nosotros mismos. Gracias al yoga, hoy soy una persona libre de dolor. Gané elasticidad, estar más centrada en mí misma, más conexión con emociones como el amor, la paz, la compasión... 

El yoga es mucho más que deporte. ¿Podemos decir que es una filosofía de vida?

Yo no lo llamaría así. Nosotros estudiamos yoga, pero también tenemos que estudiar el cuerpo humano por dentro, pero lo estudiamos de una forma olística. Trabajamos relajación, hacemos posturas y estiramientos, pero lo más importante y bonito es aprender a conectar contigo mismo. Es hacer un ejercicio con la ley del menor esfuerzo. El yoga que yo practico no provoca lesiones, sino que quiero que los alumnos estén liberados. Yo no sano pero el yoga ayuda un montón, porque ajusta los desequilibrios. Al practicar meditación comienzas a aprender a relajarte, pero ahí no estás aplicando una filosofía de vida, sino que llevas el yoga a la vida. 

Al pensar en yoga se nos vienen a la cabeza posturas imposibles. ¿Es apto para todo el mundo?

Sí, para todo tipo de personas. Nos venden cosas que yo misma no sería capaz de hacer. Eso es lo que yo explico en mis clases. El yoga es para todos porque consiste en unir el cerebro con tu cuerpo. Sí que vemos posturas complicadas, pero son de otros tipos de yoga. A mi gente siempre le digo que vale más ser feliz con las posturas que alcanzan y que no vivan en ningún momento con dolor, sino estando mejor consigo mismos y con su familia. Porque el yoga también ayuda a estar bien con la sociedad. Al unir tu cerebro con tu cuerpo, tienes más armonía. 

¿Cómo es la dinámica de clases?

Son 20 minutos de relajación. Luego me gusta trabajar con una bufanda elástica para los estiramientos de las extremidades y articulaciones. Me gusta la música y pongo temas relajantes. Empezamos con posturas para ir aprendiendo a disfrutar de ellas e ir recolocando los dolores poco a poco. Es eso. Relajación con un poquito de meditación, estiramientos para todas las articulaciones, posturas y sanas. Y siempre risa, alegría. No hay ninguna clase repetitiva.