XORNAL ESCOLAR

Desarrollar la autoestima favorece el desarrollo

137_result
photo_camera La autoestima, pilar clave en la educación.

Fomentar la autoestima es un pilar clave en la educación. Les ayuda a ser autónomos, responsables y capaces de tomar sus propias decisiones

Es muy difícil cambiar o corregir la personalidad de alguien cuando ya es adulto, por ello, los primeros años de vida son muy importantes para crear una imagen de nosotros mismos y una personalidad fuerte y sana. Las reacciones de las personas que son más importantes para el niño/a (padres/madres, familiares, docentes o amigos/as), son las que producen más impacto en su autoestima, por lo que, potenciar en los niños y niñas una autoestima fuerte y definida, les ayudará a crecer con madurez y seguridad. En este sentido, debemos contribuir a que el niño/a tenga un buen desarrollo de la autoestima y mucha confianza en sí mismo y en sus posibilidades, para ello podemos emplear una serie de claves y técnicas que ayuda a que los niños/as sean más autónomos, fuertes, responsables y capaces de tomar sus propias decisiones.

RESPONSABILIDAD

Durante la infancia es aún más necesario sentirse queridos, por eso es muy importante que el niño/a sepa que siempre está respaldado. Es necesario crear rutinas y hábitos, debemos establecer responsabilidades de acuerdo con las capacidades personales. El tener responsabilidades les hará entender que la vida tiene también obligaciones. Todos cometemos errores, y debemos permitir que se equivoquen. Los errores también son lecciones valiosas para que tengan confianza en sí mismos. La crítica debe ser constructiva, confiar que lo va hacer mejor, que son capaces de mejorar.

MOTIVACIÓN Y CONFIANZA

La motivación es el motor de la inteligencia, es muy positivo fijarnos e incidir en lo que hacen bien, es necesario reforzar y apoyar sus buenas conductas, nunca comparar sino enseñar. Insistir en que si los niños/as se esfuerzan lo conseguirán, para que un estudiante crea en sí mismo primero tenemos nosotros que creer, confiar en él.

Todos los niños/as son capaces, solo necesitan los refuerzos necesarios para avanzar y crecer con seguridad en sí mismos, por lo que es necesario evitar las amenazas y tratar de motivarle a través de consecuencias, centrándonos en las positivas. Así mismo, el niño/a también debe aprender a perder, ya que la vida no solamente es triunfo. Demasiadas alabanzas pueden impactar de manera negativa en la autoestima, se sentirá presionado.

EDUCAR EN POSITIVO

Educar en positivo es no pedir perfección, es hablar siempre en positivo y sentirse orgulloso del niño/a, esto favorece la comunicación. Es fundamental escucharlo siempre y explicarle por qué en algunos momentos se puede tener en cuenta su criterio y en otros no. Así mismo, destacar que todos tenemos puntos fuertes y débiles, y que no tiene que ser perfecto para sentirse bien consigo mismo. Los estilos educativos condicionan la manera de ser de los niños y niñas, debemos evitar el autoritarismo y la permisividad.

En el estilo autoritario se ejercen un control férreo mediante la afirmación del poder, la comunicación es escasa y pobre y  el estilo permisivo se sitúa en el polo opuesto, el control es escaso o inexistente. El estilo democrático favorece el desarrollo de la autoestima, se ejerce control, pero flexible. Este estilo se caracteriza por una buena comunicación familiar por lo que genera niños/as con buenos niveles de autocontrol y autoestima, independientes, cariñosos, capaces de persistir en tareas, hábiles para las relaciones personales y con un sistema moral propio.

CLAVES AUTOESTIMA

Una autoestima sana es la armadura que protegerá a los niños/as (futuros adultos) frente a los desafíos de la vida. Los niños/as que se sienten bien con ellos mismos son capaces de manejar mejor los conflictos y de resistir a las presiones negativas, tienden a sonreír con mayor facilidad y a disfrutar de la vida. Estos niños/as son realistas y, por lo general, optimistas. Por el contrario, para los niños/as con baja autoestima, los desafíos pueden ser fuentes importantes de ansiedad y frustración. Las personas que tienen una baja opinión de ellas mismas tienen dificultades para encontrar soluciones a los problemas. Nutrir la autoestima es una gran responsabilidad, porque la autoestima juega un papel fundamental en el desarrollo de los estudiantes y refuerza la confianza que tienen en sí mismos. No hay nada más gratificante para un estudiante que sentirse capaz de realizar algo por él/ella mismo. 

Los niños y niñas para mejorar su autoestima necesitan: amor y cariño (a través de la expresión verbal, cuidados y compartir tiempo), hábitos (les dan seguridad), explicaciones (no mandatos), apoyo, atención, límites, felicitaciones (celebra lo positivo, no centrarse en lo negativo), sentirse seguro de poder expresar sus opiniones, fomentar la sinceridad emocional y la aceptación de sí mismo, ser aceptado (reconocer sus pensamientos y sentimientos),  fijar metas (debe ser alcanzable, acorde a la edad y a las capacidades), crítica constructiva (crítica de la acción, no a la persona), elogios adecuados, poder aprender de sus errores (cometer errores es la base esencial de todo aprendizaje).

Te puede interesar