La Región

ESCOLA DE FAMILIAS

Mi hijo rechina los dientes. ¿Está estresado?

Generalmente se relaciona el bruxismo con el estrés y la tensión y cada vez hay más pacientes que padecen este problema, incluso los niños

Un niño enseña sus dientes.
Un niño enseña sus dientes.
Mi hijo rechina los dientes. ¿Está estresado?

Sois muchos los papás y mamás que acudís a las consultas muy preocupados porque vuestro hijo rechina los dientes por la noche, en muchos casos referís incluso que no os deja dormir

El bruxismo se define como el hábito de apretar o rechinar los dientes de forma inconsciente. A día de hoy, la etiología del bruxismo se desconoce. Hay muchas teorías, pero ninguna evidencia científica al respecto. 

Generalmente el bruxismo se relaciona con el estrés y la tensión. Cada vez, hay más pacientes que refieren este problema, y los niños no están excluidos. 

Cuándo digo esto a los papás, suelen sorprenderse y la pregunta es ¿mi hijo está estresado? Son muchos los niños que tienen unas jornadas maratonianas entre el colegio y las actividades extraescolares, salen del colegio, y, corriendo se van a la activad que le corresponde ese día, llegan a casa y toca corriendo deberes, ducha, cena y corriendo a dormir y vuelta a empezar. 

Pero el bruxismo no sólo se relaciona con estrés. Lo primero que hay que tener en cuenta es la edad del niño:

1) Bruxismo en menores de 3 años: Hasta hace poco, se relacionaba el bruxismo a esta edad con las lombrices. A día de hoy, sigue sin existir consenso sobre este tema. No obstante, siempre recomiendo revisar por si las lombrices fueran la causa.

2) Bruxismo entre 4 y 8 años: Hay estudios que dicen que es una situación fisiológica, que estimula la erupción de los dientes permanentes y a su vez la exfoliación de los temporales. 

3) Bruxismo a partir de los 9-10 años: Se relaciona con estrés, suelen ser niños con un gran sentido de la responsabilidad, los mimos niños se dan cuenta que ante periodos de exámenes u otras pruebas se ponen nerviosos, les cuesta conciliar el sueño etc..

Independientemente de la edad hay otra corriente que lo relaciona con maloclusiones (malas mordidas) 

¿Cómo se trata el bruxismo?

El bruxismo no tiene tratamiento en sí, Lo único que podemos hacer es colocar un dispositivo (férula de descarga) que guie a la mandíbula para posicionarse de la forma menos patológica posible durante el acto de rechinamiento, además de proteger a los dientes del desgaste que se produce al frotar los dientes superiores contra los inferiores.

Para tratar el bruxismo, nuevamente tenemos que tener en cuenta la edad del paciente.  

a) De 3 a 15 años:  no podemos prescribir ningún dispositivo que limite el crecimiento de los huesos del macizo facial. Por lo que en la mayoría de los casos hasta que hayan erupcionado todos los dientes permanentes y prácticamente haya finalizado el crecimiento, no debemos colocar ningún dispositivo rígido (férula de descarga) ya que estaríamos impidiendo el correcto desarrollo. En casos de bruxismo muy extremo si podemos usar dispositivos flexibles, pero solo en casos muy puntuales. 

b)+15 años: Si se ha completado el recambio de los dientes y el crecimiento que queda es residual sí podemos usar férulas rígidas en los casos de bruxismo más acusado. Siendo recomendable esperar a los 18 años.

Generalmente, cuando los papás y mamás, nos contáis que vuestro hijo sufre de bruxismo siempre os animamos a hablar con él/ella, a que el niño valore la cantidad de carga lectiva que tiene, a veces, una simple actividad a la que no le gusta ir le crea una tensión que exteriorizan mediante el acto del bruxismo.

 Es muy importante que los progenitores o cuidadores observen en que situaciones rechinan más, es decir:

¿La noche antes del primer día cole habéis notado que ha bruxado o que lo ha hecho más de lo normal? ¿Antes de un examen? ¿Ha tenido algún hermanito, hermanita, primo, o ha habido algún cambio en la estructura familiar?

Cualquier cosa que produzca excitamiento, nerviosismo, incomodidad, tensión puede generar que el cuerpo libere esa tensión acumulada mediante el rechinamiento.

Si has notado que tu hijo/a rechina los dientes y te preocupa, lo ideal es que acudas a tu odontólogo infantil. 

¿El bruxismo hace que se caigan los dientes?

Esta es una pregunta muy frecuente cuando vuestro hijo tiene alrededor de 6 años y a demás, rechina los dientes. A partir de los 5 años, comienzan a caerse los primeros dientes de leche y empiezan a nacer los permanentes. Esto es algo normal, no es causa del rechinamiento.