La Región

LA EXPERTA HABLA

Ourense se divierte con la codificación

Hora do código está diseñada para desmitificar la codificación y mostrar que cualquiera puede aprender ciencias de la computación, enseña a la juventud, la lógica y el pensamiento crítico

Escolares trabajando lenguaje de programación.
Escolares trabajando lenguaje de programación.
Ourense se divierte con la codificación

Hoy en día, más del 50 por ciento de los empleos requieren cierto grado de habilidades tecnológicas, y ese número aumentará hasta el 77 por ciento en la próxima década. Con este fin de prepararse para un futuro en el que las habilidades informáticas son esenciales, La Escuela Superior de Ingeniería Informática (ESEI) de la Universidad de Vigo, en el Campus de Ourense participó en el proyecto “Hora do Código”, de la entidad estadounidense Code.org una organización pública sin fines de lucro. Un evento global que llega a millones de estudiantes en más de 180 países, a formar parte de la semana de Educación en Ciencias de la Computación, promoviendo el acceso de todos a la codificación de computadoras y aumentar la participación de las mujeres, y que tuvo lugar en Ourense el fin de semana del 19 de enero.

Para este segundo año consecutivo, La ESEI ha intentado con este evento gratuito, desmitificar el código y mostrar a los chavales de edades comprendidas entre 6 a los 17 años y a sus familiares que cualquiera puede aprender ciencias de la computación. El programa tiene como objetivo promover la cultura de codificación en Galicia y animar a los estudiantes a desarrollar sus habilidades para el futuro.
La informática desarrolla el pensamiento crítico y las habilidades computacionales de la juventud y les muestra cómo crear nuevas tecnologías. Abarca el estudio de las computadoras y los procesos algorítmicos, incluidos los principios, los diseños de software y hardware, las aplicaciones y el impacto en la sociedad.

Para este año, ESEI ha brindado con sus ordenadores a disposición a más de 300 asistentes, la oportunidad de explorar una variedad de desafíos de programación de Scratch, diseño e impresión 3D, Robótica con Arduino, Drones y Audiovisuales con Realidad Virtual y Animaciones en 3D, a través de estas actividades geniales con duración de entre una hora y hora y media, aprenden a codificar sin tener experiencia en temas de informática, con monitores experimentados para ayudarlos.


Control del código


Como monitora en este evento, enseñas que la codificación es el proceso mediante el cual los ordenadores reciben instrucciones para crear y ejecutar programas. Pero aprendes muchas más cosas de los asistentes, como que no se rinden hasta que no logran que su código funcione como ellos esperaban. Además, ellos tienen el control del código y puede hacer todas las cosas que se imaginan, gracias a su creatividad.

Es impactante escuchar a participantes en los talleres comentar que les encanta la animación en 3D porque es como aprender un nuevo idioma y creo que eso es realmente genial. O escuchar de algún padre “Lo primero que me he dado cuenta con este taller de realidad virtual es que debes tener perseverancia, parece realmente complicado cuando lees el título del taller, pero luego, cuando realmente puedes hacerlo, estás como 'oh, esto es más fácil de lo que esperaba. Voy a continuar programando con mi hija, porque me ha enganchado saber qué sucede detrás de la pantalla”.

Con esta iniciativa que organiza la Escuela Superior de Ingeniería Informática (ESEI) de la Universidad de Vigo, en el Campus de Ourense, las familias se están dado cuenta que sus hijos e hijas están más familiarizadas con los conceptos del pensamiento computacional, de lo que ellos se imaginaban. Ha visto y comprobado en primera persona que sus pequeños y pequeñas están naturalmente abiertos a la colaboración y la resolución creativa de problemas. Comprueban que aprenden de sus errores, y que se están volviendo más pensadores y están realmente emocionados con sus éxitos.

Como monitora y madre de dos hijos que han participado en esta jornada cultural tecnológica, creo que la iniciativa promueve aún más la visión de La Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Vigo, para impulsar el entusiasmo entre los estudiantes para aprender Ciencias de la Computación. Creo que el verdadero valor de aprender ciencias de la computación no reside en codificarse, sino en desarrollar la capacidad de los estudiantes para ser creativos, resistentes y colaborativos: las habilidades que necesitarán para tener éxito en el lugar de trabajo moderno que desarrollen el día de mañana.